Una nueva tubería evitará los cortes de agua que sufren los vecinos de Albendín

  • La actuación permitirá triplicar el caudal, con lo que el depósito siempre estará lleno

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) ha comenzado las obras que permitirán la sustitución íntegra de la conducción que abastece de agua potable al núcleo de población de Albendín, perteneciente al municipio de Baena y donde habitan en torno a 1.500 vecinos. Esta actuación, integrada en las medidas de urgencia planteadas por este organismo en enero de 2008 como consecuencia de los cortes en el suministro de agua potable que sufrió Albendín durante el pasado invierno, vendrá a dar respuesta a una de las demandas de los últimos años de los habitantes de la pedanía.

En opinión del alcalde de Albendín, José Andrés García, "la renovación completa de un ramal deteriorado desde hace años nos asegura el suministro durante todo el año y nos permite ahorrar agua al acabar con las fugas en esa vieja tubería". La nueva conducción unirá el depósito de Albendín con los almacenes de agua de Baena, donde enlazará con la nueva tubería de 500 milímetros de diámetro y 10 kilómetros que arranca en Fuente Alhama.

Por el nuevo ramal que llevará el agua de Fuente Alhama hasta Albendín también viajará el agua procedente del pantano de Iznájar gracias a la conexión de unos 8 kilómetros construida por la Junta -a través de la Agencia Andaluza del Agua- entre Nueva Carteya y Baena. Esta otra medida adoptada también durante el pasado invierno se contempla como la solución definitiva a los cortes en el suministro, puesto que en épocas de sequía el mayor pantano de Andalucía garantizará el consumo de agua potable en los domicilios de Albendín. "Con esta obra se triplica el caudal de agua a nuestro depósito, de modo que aunque suba el consumo en los meses de verano, el depósito nunca se quedará vacío, por lo que los cortes en el suministro no volverán a repetirse", añadió José Andrés García.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios