Puente Genil Fiesta deslucida por las precipitaciones

Los romeros de San Marcos se resguardan

  • La hermandad decidió celebrar la festividad en la Lonja ante la amenaza meteorológica

Comentarios 1

La lluvia acaparó ayer todo el protagonismo durante la celebración de la romería de San Marcos en Puente Genil. El refrán popular "San Marcos el rey de los charcos" volvió a cumplirse por segundo año consecutivo. Al igual que en 2007, las intensas precipitaciones que de forma intermitente cayeron durante la jornada obligaron a la hermandad a trasladar la imagen hasta las instalaciones de la Lonja, en la cuesta del Molino, donde pudo resguardarse del agua. El mal tiempo disuadió a los pontanenses de pasar un día en el campo, lo que motivó que la participación fuera escasa.

La procesión con la imagen salió de la iglesia de la Asunción, en la calle Aguilar, en torno a las 10:30, para a continuación iniciar un recorrido por las calles más céntricas de la ciudad. Al paso de San Marcos por la puerta del Asilo Hogar de ancianos Santa Susana, en plena Matallana, los romeros se detuvieron para bailar algunas sevillanas y deleitar a aquellos mayores que, a pesar de la meteorología, salieron a recibirles. Posteriormente, la imagen prosiguió su camino hasta llegar a las dependencias de la Lonja. Ya bajo el techo de este local pudo degustarse la gastronomía típica de esta jornada, como el salmorejo, la ensalada sanmarqueña, las sardinas y la paella.

Hubo, no obstante, quienes desafiaron a la lluvia y se instalaron en el parque forestal Príncipe de Asturias, a donde en principio, si el tiempo no lo impedía, estaba previsto llevar el Santo. No obstante, los contados grupos que pasaron la jornada en este recinto estaban integrados sobre todo por jóvenes.

La romería había cambiado este 2008 el día de celebración para que coincidiera con el fin de semana y no con la onomástica del Santo -el 25 de abril-, como era tradicional. La idea de la comisión de festejos, al proponer la modificación, era animar la participación de los vecinos y reactivar la fiesta, que ha venido decayendo en los últimos años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios