La previsión de arranque de viñas por la OCM alcanza las 2.000 hectáreas

  • El viticultor que opte por la eliminación percibirá unos 7.000 euros por hectárea

Ya se han puesto sobre la mesa las primeras previsiones de arranque de viñas que coincidirá con la nueva Organización Común de Mercado (OCM). El presidente de la cooperativa Nuestra Señora de La Aurora, Juan Rafael Portero, situó ese pronóstico en unas 2.000 hectáreas. Portero realizó esta apreciación durante unas jornadas celebradas por el sector y organizadas por la Delegación Provincial de Agricultura. "Si esa superficie arrancada la podemos sustituir por 1.000 nuevas hectáreas tendremos garantizada la supervivencia de la Denominación de Origen Montilla-Moriles. Tenemos que tener en cuenta que en los dos últimos años ha habido una media de nuevas plantaciones de entre 300 y 400 hectáreas", afirmó Portero.

El presidente de La Aurora sentenció que el arranque se veía venir. "Los agricultores estaban esperando estas nuevas medidas y lo principal es que apuesten por acogerse a los planes de reestructuración". Y es que Portero defiende que "tenemos muchas viñas que han llegado a su final productivo y que ya no hay más remedio que arrancarlas. Lo que está claro es que el sector tiene mucho futuro", puntualizó.

El presidente de La Aurora hizo especial hincapié en que la viña que se va a arrancar es vieja. "Se trata de vides que producen entre 3.000 y 4.000 kilos de uva, cuando la media en la zona debe estar en unos 10.000 kilos por hectárea". Portero resaltó que eso supone que "están en un 30% menos de producción" de lo que le corresponde a las plantaciones del lugar, con una media de edad de unos 40 años "y que, por ello, está claro que han llegado a su final".

El dirigente de La Aurora defendió asimismo sus predicciones de que el sector tiene mucho futuro y sentenció que el cultivo alternativo en la zona y por el que han optado muchos ex viticultores, el olivar, "parece que va a pasar por un mal momento", del que se beneficiará el marco del vino. "Hay superproducción y debe darse una bajada de los precios. El sector del olivar, con tanta superficie, va a pasar problemas, sobre todo el tradicional, y qué mejor que apostar por un cultivo como el vitícola, con precios aceptables. Lo que nos faltan son plantaciones más modernas, que suponen más producción", dijo.

El pasado 1 de febrero se abrió el plazo de solicitudes de arranque. Bruselas ha establecido unas primas económicas de unos 7.000 euros por hectárea eliminada y deja la voluntad de ese arranque exclusivamente en manos de los viticultores. Además, a las explotaciones eliminadas les quedará un pago desacoplado de 350 euros por hectárea y año. Se tendrá en cuenta la edad del viticultor, sobre todo si supera los 55 años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios