pozoblanco

Un pregón con sabor a 175 ferias

  • Joaquín Domínguez ofrece un sentido paseo por la historia de la fiesta, "la más esperada del año"

Un momento del pregón de la Feria que ofreció Joaquín Domínguez, ayer en el teatro El Silo. Un momento del pregón de la Feria que ofreció Joaquín Domínguez, ayer en el teatro El Silo.

Un momento del pregón de la Feria que ofreció Joaquín Domínguez, ayer en el teatro El Silo. / sánchez ruiz

Un recorrido por la historia y la evolución de la Feria y Fiestas de Nuestra Señora de las Mercedes es lo que ofreció ayer el pregonero de la fiestas de este año, el que fuera profesor de Secundaria Joaquín Domínguez, quien hizo un sentido viaje a lo largo de la historia de un evento que alcanza las 175 ediciones en este 2017. Desde el teatro El Silo Joaquín Domínguez, que fue presentado por su hijo, el periodista Francisco Javier Domínguez, también contó con la aportación de su nieta, la pequeña Ana Campos, que representó a su abuelo de niño.

El pregonero inició su discurso con un repaso a sus vivencias en "la feria, la cita más esperada del año para todos los pozoalbenses" como principal hilo conductor de su discurso. "La feria es tiempo de balances, de finales y principios", anotó, al tiempo que destacó llevar "muy adentro mi feria". Por ello, expresó su gratitud a la Corporación Municipal del Ayuntamiento, del que fue concejal entre los años 1987 y 1991, por el "honor" de ser pregonero en este 175 aniversario de las fiestas. Domínguez comenzó después un bonito recorrido por la historia de la feria, desde sus inicios hasta la actualidad, con puntos como el por qué de la elección del Pilar de los Llanos como el lugar para celebrar el evento o la importante influencia del olivar en la explosión económica que vivió el municipio a lo largo del siglo XIX. El pregonero contó que "se trata de una feria que ha salido adelante siempre, salvo durante la guerra, pero también se ha celebrado en otros momentos de extrema dificultad".

Durante el pregón se sucedieron las actuaciones de la Coral de la Peña Marcos Redondo, la Faneguería, la Banda Sinfónica Municipal de Música o de Antonio de Pozoblanco. También se proyectó un emotivo vídeo con las experiencias relacionadas con la feria de diez pozoalbenses de distintas edades. Todo ello acompañado de los recuerdos del pregonero desde su infancia, la escuela, el primer trabajo o, más adelante, las historias de sus primeras ferias, de los turroneros, los tratantes de ganado o de las tertulias. Domínguez repasó lugares clave de las ferias que ha vivido Pozoblanco, además de recordar olores, aromas, fuegos artificiales, corridas de toros y realizar un homenaje a la dehesa y al olivar, junto con el "potencial" del movimiento asociativo del municipio. El pregonero mostró su deseo de vivir "una feria de una calidad y magnitud impresionante, que reparta tal mensaje de alegría que nos durará hasta que pase el invierno".

Previamente al pregón intervino el alcalde de Pozoblanco, Santiago Cabello (PP), que centró su discurso en los retos de futuro que afronta la localidad y apostó por la cohesión social para alcanzar metas y logros. Cabello aseguró que la feria es "el perfecto escaparate para nuestro pueblo, por lo que desde el Ayuntamiento nos volcamos para que sea un gran éxito y del gusto de todos los pozoalbenses".

Una feria, la de este año, que cuenta con una campaña especial, que tiene como principal objetivo la concienciación, sensibilización y prevención contra cualquier tipo de violencia, acoso y todo tipo de agresiones. Así, en el recinto ferial habrá un espacio de atención al público, asistido por personal cualificado, para asesorar e informar ante cualquier problema que pueda surgir durante su desarrollo, siempre en coordinación con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

La Cofradía de Nuestra Señora de Luna de Pozoblanco, por otra parte, informó ayer de que Rafael Moisés Sánchez Luna será el pregonero de las próximas fiestas de la Virgen de Luna, que se desarrollarán el próximo mes de febrero de 2018.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios