La población de águila imperial se estabiliza con 26 parejas nidificantes

  • El delegado de Medio Ambiente destaca la evolución "favorable" de la especie en la provincia

Los censos elaborados por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio han contabilizado este año 26 parejas nidificantes de águila imperial ibérica (Aquila adalberti) en Córdoba, unos datos que indican la estabilización de esta rapaz que cuenta con un Programa de Actuaciones que desarrolla el Plan de Recuperación de la especie en Andalucía tras contabilizarse sólo seis parejas en 2002. El delegado de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Francisco de Paula Algar, subrayó que "siendo el águila imperial una de las rapaces más amenazadas del mundo, catalogada como en peligro de extinción, la población de esta especie ha evolucionado favorablemente en Córdoba".

Los trabajos de seguimiento confirman que esta especie se localiza también en otras provincias como en Jaén, con 44 parejas (21 en la zona de Andújar y entorno y otras 23 en Jaén oriental), Sevilla (23), Cádiz (4), Granada (una), y en el espacio natural de Doñana (10).

De las seis colleras censadas en 2002, se ha pasado a las 26 de esta última campaña

Respecto a la reproducción a nivel regional, que se ha visto favorecida por la meteorología, este año han nacido 137 pollos, superando el récord de nacimientos registrados durante 2015, en el que se alcanzaron los 133 ejemplares. En cuanto a la mortalidad de pollos, hasta el momento se ha detectado el deceso de 27.

El equipo de seguimiento de la Consejería de Medio Ambiente ha realizado también el rescate preventivo de cinco pollos -cuatro en Jaén y uno en Córdoba-, de una cría en Doñana tras desplomarse su nido y de otro pollo en Cádiz que se había caído del nido y fue ingresado posteriormente en un centro de recuperación de espacies amenazadas (CREA) con importantes lesiones. Seis de los pollos rescatados se han reintroducido con éxito en la provincia de Cádiz, mediante la técnica de hacking o cría campestre.

Estos datos vienen a confirmar que Andalucía vuelve a superar el límite de las 100 parejas y de los 4.000 kilómetros cuadrados, considerados de acuerdo a los criterios de la Directiva Aves para alcanzar un estado favorable de conservación.

Según la Estrategia Nacional para la Conservación del Águila Imperial Ibérica, para lograr una población reproductora con tendencia creciente no fragmentada se debe alcanzar al menos en la península Ibérica las 500 parejas, un objetivo establecido también en el Plan de Acción para la Unión Europea y basado en la aplicación de los criterios de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) para poblaciones pequeñas y de distribución restringida, como es el caso de esta especie endémica.

Como la población de Andalucía supone el 20% de la existente en la península Ibérica, le corresponde llegar a un mínimo de 100 parejas reproductoras y mantenerlas durante un periodo de seis años como mínimo antes de considerar que adquiere un estado favorable de conservación, según recordó la Junta de Andalucía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios