Los lodos de la depuradora ya se han reciclado para abonar 300 hectáreas

  • Egemasa ha transformado 10.800 toneladas de fango producidas a lo largo de tres años en fertilizantes de alta calidad orgánica · Los responsables de la iniciativa destacan la alta demanda

Casi 300 hectáreas de terreno han sido abonadas en los últimos tres años con las 10.800 toneladas de lodos generados por la depuradora de aguas residuales de Puente Genil, según los datos facilitados por la Empresa Municipal de Gestión Medioambiental de la ciudad (Egemasa). Desde la empresa Valora (Valoraciones Orgánicas Agrícolas) que se encarga de la gestión de estos fangos, aseguran que "actualmente tenemos más demanda de agricultores que quieren aplicarlos en sus tierras que oferta". Valora está autorizada por las consejerías de Medio Ambiente y Agricultura para la aplicación de los lodos de depuración en el sector agrario y su gerente, Valentín Jiménez, indica que se utilizan, principalmente, en tierras de labor y olivar.

"El agricultor no se compromete a nada", afirma Jiménez, quien explica que es la empresa que gestiona estos fangos la que realiza las analíticas pertinentes tanto a los suelos a los que se pretende incorporar los lodos como a estos últimos, para corroborar que ambos son aptos. Igualmente, la firma es la que se encarga de transportar los lodos necesarios a la finca, extenderlos y hacer el posterior control y seguimiento de su evolución y de como mejora la fertilidad del campo.

Desde Egemasa, el técnico de la estación depuradora de aguas residuales, Rafael Castillo, sostiene que los lodos que se generan en Puente Genil son ideales para su aplicación en la agricultura dado que la industria existente en el municipio es agroalimentaria, por lo que los residuos que genera no tienen carga contaminante. En este sentido, Jiménez apunta que "un 80% de los lodos son materia orgánica" contribuyendo a que "el crecimiento vegetativo de la planta sea más rápido y permitiendo una disminución de la erosión del suelo así como una mayor capacidad para retener humedad". Otro aspecto positivo para el agricultor es que "ahorra costes en abono", añade el gerente de Valora, quien afirma que "antes teníamos nosotros que captar a los interesados en utilizar los lodos pero ahora son los propios agricultores los que se ponen en contacto con nosotros al ver los buenos resultados que se obtienen en la parcela de su vecino".

Los lodos se obtienen en la depuradora de aguas residuales de Puente Genil como consecuencia de la extracción del exceso de fango activo generado en los canales de oxidación biológica y decantados en los clarificadores. Posteriormente, los fangos son espesados y deshidratados mediante centrífugas. El lodo deshidratado se almacena en una tolva hasta su transporte a finca agrícola, para ser utilizados con fines fertilizantes. A diario, la depuradora de Puente Genil genera unos 12.000 kilos de lodos.

De otro lado, desde Egemasa también están utilizando el agua depurada de Puente Genil para el riego de los parques y jardines municipales. Según han explicado sus responsables, se trata de devolver el agua limpia para un segundo uso. Además de ahorrar costes al Ayuntamiento por gasto de agua, se logra minimizar los efectos de la sequía y que aunque el municipio tenga restricciones, sus jardines puedan lucir un verdor primaveral.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios