baena

El día grande de la DO

  • Nuestra Señora de la Consolación, Virgen de la Sierra y Cortijo de Suerte Alta, mejores aceites de la campaña

Rosario Velasco es nombrada Embajadora para el Mundo de los productos del marco. Rosario Velasco es nombrada Embajadora para el Mundo de los productos del marco.

Rosario Velasco es nombrada Embajadora para el Mundo de los productos del marco. / a. j. roldán

El Teatro El Jardinito de Cabra acogió ayer el acto de entrega de los Premios a la Calidad de los aceites de oliva virgen extra amparados por la Denominación de Origen (DO) de Baena, un evento que alcanza su edición número 24 y que reconoció el trabajo desarrollado durante la pasada campaña olivarera por la veintena de almazaras que cuentan con certificación. Los premiados fueron la cooperativa Nuestra Señora de Consolación, de Doña Mencía, que consiguió la Medalla de Oro en la categoría de frutados maduros, seguida de Peña de Baena con el segundo puesto; en la categoría de frutados verdes no amargos se impuso la cooperativa Virgen de la Sierra de Cabra, por delante de Aceites Botánicos de Zuheros; el vencedor en la modalidad de frutados verdes fue la empresa Cortijo de Suerte Alta de Albendín, seguido de la cooperativa Germán Baena del municipio que da nombre al marco.

Durante el acto también se rubricó el hermanamiento entre la denominación de origen cordobesa y la leridana de Les Garrigues, cuyos presidentes, Javier Alcalá y Enric Dalmau, justificaron en los lazos históricos que unen a ambos sellos de calidad al ser la catalana, por un lado, la primera certificación alimentaria reconocida en España allá por el año 1975 y la baenense, por su parte, una de las más veteranas de Andalucía. Igualmente, el Consejo Regulador otorgó el nombramiento de Embajadora del aceite de la DO Baena para el Mundo a la presidenta de la cofradía local de Amigos del Olivo, Rosario Velasco.

Además de poner de relieve los valores y bondades que poseen los aceites del territorio, este evento anual sirve como punto de encuentro entre productores y administraciones, que estuvieron representadas por sus máximos responsables en la provincia como el subdelegado del Gobierno, Juan José Primo; la delegada del Gobierno de la Junta, Rafaela Crespín, o la vicepresidenta primera de la Diputación de Córdoba, Felisa Cañete. En sus intervenciones, todos ellos coincidieron en señalar al sector como uno de los pilares fundamentales de la economía de la zona, y marcaron como reto de futuro su relevo generacional. Alcalá también reclamó un mayor apoyo institucional no sólo para el olivar sino también para el desarrollo de proyectos que ayuden a mejorar la producción.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios