El plan andaluz para la agroindustria prevé crear 7.000 empleos hasta 2020

  • Susana Díaz destaca que algunas medidas serán de "inmediato" cumplimiento

  • El programa quiere incrementar en un 20% la presencia de la mujer en puestos directivos

Díaz, acompañada por los responsables de la CEA, los sindicatos y las instituciones, a su llegada ayer al Rectorado de la UCO. Díaz, acompañada por los responsables de la CEA, los sindicatos y las instituciones, a su llegada ayer al Rectorado de la UCO.

Díaz, acompañada por los responsables de la CEA, los sindicatos y las instituciones, a su llegada ayer al Rectorado de la UCO. / jordi vidal

Una inversión de 728 millones de euros, la incorporación de 7.000 profesionales o multiplicar por dos las firmas exportadoras son algunas de las cifras del Plan Estratégico para la Agroindustria de Andalucía Horizonte 2020, que la presidenta de la Junta, Susana Díaz, presentó ayer en el Rectorado de la Universidad de Córdoba (UCO). Díaz comprometió el apoyo del Gobierno andaluz y el acompañamiento institucional para que el sector agroalimentario y la agroindustria ganen tamaño y se abran a nuevos mercados y dijo que algunas de las líneas de ayuda que incorpora el programa, que se aprobó el pasado 12 de diciembre, serán de "inmediato" cumplimiento.

Disponemos de un tejido empresarial que "tiene nuevas ganas de crecer" y, en ese camino, aseguró, el Ejecutivo andaluz irá "de la mano para hacerlo posible", convencidos de que "los mejores años de Andalucía están al alcance y depende del compromiso de todos alcanzarlos". Para la presidenta, el documento, fruto de "muchas horas de trabajo, de acuerdo, conversaciones y de analizar el anterior plan con Horizonte 2013", surge para "aprovechar todas las oportunidades que se nos brindan", con el fin de que "cualquier posibilidad de crecimiento, de generación de riqueza y de empleo para Andalucía se canalice y dé frutos y resultados".

En cuanto a objetivos específicos, el plan pretende incrementar un 20% la presencia de mujeres en puestos directivos de las industrias y cooperativas; aumentar en un 42% la facturación de productos de calidad diferenciada (denominaciones de origen, identificación geográfica protegida o producción ecológica, entre otras); alcanzar el 20% de la aportación de energías renovables en el consumo total de la agroindustria; duplicar el número de empresas con actividad innovadora y su presencia en el mercado digital "para que sean más eficientes y competitivas"; aumentar un 20% las firmas exportadoras y superar el 50% de ventas fuera de la Unión Europea (ahora es el 24%), así como reducir en un 10% la tasa de temporalidad en el empleo.

La presidenta valoró el empuje del tejido agroindustrial andaluz, el segundo de España, con más de 7.000 empresas, 46.000 empleos y una facturación de 14.200 millones de euros. "Todo eso es lo que nos permite ser optimistas", destacó Díaz, quien hizo hincapié en el incremento de las exportaciones del sector, que superarán los 11.000 millones de euros a cierre de 2017. Entre 2009 y 2013 estas exportaciones crecieron un 39%: "Hemos tomado nota de lo positivo y también de las necesidades en una situación distinta", recordó.

"Sabemos que necesitamos un producto de calidad, por eso la promoción será una línea importante; queremos que la marca Andalucía, dentro de la marca España, siga siendo reconocida, lo que nos permitirá un incremento de la facturación", abundó la presidenta, quien anunció que ayer mismo se envió al Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) para su publicación "antes de que finalice enero" la nueva convocatoria de ayudas a industrias. "Y esperamos que a lo largo de 2018 se pueda también resolver las ayudas a las grandes empresas, porque no tenemos tiempo que perder y cada posibilidad la vamos a aprovechar al máximo", avanzó.

Susana Díaz, que ha reivindicado "el diálogo social", ha instado a aprovechar la oportunidad "que tenemos de que el siglo XXI represente lo que se impidió que fuese Andalucía en otros momentos", para "transitarlo, pese a solo haber dispuesto del último cuarto del XX para sentar las bases". Ello será posible, ha asegurado, gracias al "talento y la capacidad" de la comunidad, con una red de diez universidades públicas, "que han sabido sintonizar con el entorno del mercado laboral donde desarrollan su actividad", y otra de parques tecnológicos "que han sabido diversificar y especializarse para ayudar al tejido productivo".

Díaz estuvo arropada por el rector de la UCO, José Carlos Gómez Villamandos; la alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio; las secretarias regionales de CCOO y UGT, Nuria López y Carmen Castilla, respectivamente, y el presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Javier González, quien destacó que si se logran los restos de "dimensión, internacionalización e innovación" el plan habrá dado sus frutos. López, por su parte, hizo un llamamiento a que el programa permita "visibilizar a los trabajadores, sobre todo a las mujeres", mientras que Castilla reclamó una "tolerancia cero con la siniestralidad laboral" o que se exijan las cláusulas de conversión de los contratos temporales en fijos y fijos discontinuos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios