Valsequillo será el primer municipio cordobés con estatua a víctimas de ETA

Valsequillo ha sido la primera localidad en dar el sí a la petición hecha por la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) a cuatro municipios cordobeses de erigir monumentos de homenaje a los agentes nacidos en ellos que han muerto en atentados terroristas. La AUGC ha dirigido también la propuesta a los consistorios de Priego, Aguilar y la capital.

El delegado provincial de AUGC en Córdoba, Alfonso Carrasco, se felicitó ayer por esa decisión que aprobó el Pleno municipal de Valsequillo de erigir una estatua de homenaje al guardia civil Emilio Capilla y a su familia, ya que, en el mismo atentado que le costó la vida al agente, perpetrado por ETA con un coche-bomba en la casa cuartel de Zaragoza en 1987, también murieron su mujer Dolores y su hija Rocío, de 12 años, mientras que resultó herido su hijo Emilio, de nueve años, "que hoy vive en Córdoba y que aún tiene secuelas del atentado, sin que se le haya reconocido como víctima".

Carrasco explicó que, "en total son ocho guardias civiles, naturales de los municipios de Córdoba (cuatro), Priego (dos), Aguilar de la Frontera (uno) y Valsequillo (uno), los que, a lo largo de las últimas tres décadas, han fallecido víctimas de atentados terroristas". Todos estos atentados fueron perpetrados por ETA, salvo en el caso de uno de los dos guardias civiles de Priego, Dionisio Medina Serrano, que fue asesinado en 1971 en Barcelona por el Front d'Alliberament Catalá(Frente de Liberación de Cataluña), una organización terrorista separatista ya desaparecida.

De lo que se trata, según relató Carrasco, "es de que no se olvide a estos guardias civiles y que se sepa en sus municipios de origen que perecieron a manos de terroristas, razón que les hace merecedores de un homenaje o, al menos, de un recordatorio", como podría ser dar su nombre a alguna calle o plaza, "pero sin que ello tenga que ser en exclusiva, de ahí que la propuesta que está llevando la AUGC a los ayuntamientos es la que de que rindan homenaje a estos compañeros y al resto de víctimas del terrorismo". Eso es lo que se hará el próximo 11 de diciembre en Valsequillo y también ocurrirá en Priego de Córdoba, pues, según avanzó Carrasco, AUGC ya ha conseguido también respuesta positiva del Consistorio de Priego de Córdoba, cuyo Pleno aprobó dar el nombre de sendas calles, aún por determinar, a cada uno de los dos guardias civiles prieguenses que han muerto en acciones terroristas, Antonio Jesús Trujillo Comino y Dionisio Medina Serrano. El primero de ellos fue asesinado a tiros por miembros de ETA, el 9 de julio de 1985, cuando realizaba labores de vigilancia de edificios públicos en San Sebastián. Por su parte, el ya citado Dionisio Medina, de 45 años, murió el 7 de marzo de 1971 en la ciudad de Barcelona, al explotarle una bomba colocada en una ventana de la agencia de recaudación de La Sagrera.

AUGC tiene pendiente una primera reunión con el Ayuntamiento de Aguilar, localidad donde nació el guardia civil José Expósito Afán, asesinado por ETA en el País Vasco en 1985, cuando contaba 62 años y ya había pasado a la situación de reserva activa. Respecto al Consistorio de la capital, se está a la espera de una respuesta concreta, después de haber hecho llegar a la alcaldesa, Rosa Aguilar, "tal y como ella demandó, el visto bueno previo de los familiares de los cuatro agentes asesinados por ETA".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios