La Universidad de Granada dice que el incendio dañó cuatro de sus legajos

  • La institución académica da por perdidas tres de las obras afectadas por el fuego en la exposición de 'Tierras del Olivo' y asegura que una de ellas podrá ser recuperada

Cuatro obras del Fondo Histórico de la Biblioteca de la Universidad de Granada (UGR) han resultado afectadas por el incendio declarado el pasado martes en el Museo de la Tercia de Baena, donde formaban parte de la muestra Tierras del Olivo, organizada por la Fundación Legado Andalusí.

Según ha informado la Universidad de Granada, las obras afectadas por el fuego son Medicina española contenida en proverbios vulgares, de Sorapán de Rieros (año 1615); Manual del fabricante y clarificador de aceites y fabricantes de jabones, de M. J. Fontenell (año 1834); Iunii Moderati Columellae de re rustica libri XII, de Lucio Columela (año 1541) y Acerca de la materia medicinal y de los venenos mortíferos, de Pedacio Dioscorides Anazarbeo (año 1566).

En una primera estimación, tres de la obras podrían haberse perdido y una cuarta, la más antigua, podría ser parcialmente recuperable, según destacó la propia Universidad. Las cuatro obras estaban aseguradas, como todas las piezas patrimoniales que son cedidas a otras instituciones, y habían sido digitalizadas dentro del proyecto Ilíberis, puesto en marcha por la Universidad de Granada para la conversión y tratamiento informático de su fondo bibliográfico antiguo, con el objetivo de reducir la manipulación de los originales y para favorecer su conservación.

La Fundación Legado Andalusí solicitó el pasado mes de noviembre a la Universidad de Granada la cesión temporal de las cuatro obras bibliográficas afectadas para su exposición en la muestra Tierras del Olivo, que se inauguró el pasado 12 de diciembre.

Las obras salieron de la Biblioteca General de la Universidad de Granada 24 horas antes del inicio de la exposición, de acuerdo con el protocolo de actuación establecido por la institución académica para el préstamo y cesión temporal de las piezas de su patrimonio cultural, artístico y bibliográfico. Éste obliga, además, a que los ejemplares estén debidamente protegidos durante su transporte y exposición, exigiendo que el traslado se realice por parte de empresas especializadas en transporte y manipulación de obras artísticas.

Las obras cedidas por la Universidad de Granada para la muestra se exponían en la primera planta del Museo de la Tercia en Baena, en una zona dedicada a los tratados, manuales y numismática relacionados con el olivo, que resultó la más afectada por las llamas y en la que pudo tener su origen el incendio.

El vicerrector de Nuevas Tecnologías de la Universidad de Granada, Félix de Moya, el director de la Biblioteca, Francisco Herranz, y la experta en restauración Teresa Espejo se han trasladado a Baena para conocer el estado de las obras y retirar las partes recuperables de las mismas.

La exposición permanecerá cerrada al público mientras se evalúan los posibles daños causados por el incendio que se originó el martes en la sede de la muestra. La organización de la exposición ha informado de que aún se están valorando el alcance del suceso y sus posibles causas. El caso está siendo investigado por un destacamento de la Policía Judicial de la Guardia Civil.

Mientras tanto, las pinturas que fueron trasladadas a las dependencias de la Policía Local de Baena fueron evacuadas durante la tarde ayer al interior de un camión climatizado, donde permanecerán hasta que se decida qué hacer con la exposición. Los agentes se llevaron estas pinturas por temor a que sufrieran daños con motivo de la gran cantidad de humo que inundó la Casa de la Tercia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios