posadas

El Pleno retira la liberación al edil de las grabaciones y pide su dimisión

  • La segunda edil de la coalición de izquierdas se posiciona con el PP, reprueba a su camarada y se quedará con su sueldo El regidor quita hierro al asunto y solicita un informe al secretario

Comentarios 6

Pleno tenso en Posadas. La presunta grabación sin consentimiento por parte del primer teniente de alcalde, Daniel García (IU), de una conversación privada con el secretario del Ayuntamiento y de una comisión informativa y su posterior difusión entre militantes de la coalición de izquierdas crisparon anoche la sesión plenaria. Hasta el punto de que el PP, en la oposición, presentó de urgencia sendas mociones para solicitar la dimisión del concejal y la retirada de sus retribuciones. Ambas proposiciones salieron adelante, paradójicamente, con el apoyo de la cuarta teniente de alcalde, María Isabel Lucena, de IU, que rompió la disciplina y se alineó con los populares.

Fue una jornada rutinaria que evidenció, ya a su término, la dificultad que el cogobierno tendrá a partir de ahora para sacar los asuntos adelante. Las discrepancias entre Lucena y García, únicos representantes de IU en el plenario, parecen ser el motivo de las grabaciones, que García habría difundido entre la militancia, supuestamente, para desprestigiar a su camarada. El PSOE y el primer teniente de alcalde votaron en contra de iniciar el debate, pero fue inevitable. Como tampoco pudieron detener todo lo que ocurrió cerca ya de la medianoche.

El portavoz del PP y exalcalde maleno, José María Estepa, anunció una nueva denuncia ante la Agencia Española de Protección de Datos, similar a la interpuesta por el secretario municipal, en el caso de que no se produzca la marcha de García y de que el regidor, Emilio Martínez, no le retire sus delegaciones. El primer teniente de alcalde asume competencias de Medio Ambiente, Cultura, Turismo, Festejos y Servicio de Desarrollo adscrito a Turismo. "Apelamos al sentido común del alcalde. No es nuestro objetivo perseguir a nadie, pero sí que se esclarezcan estos hechos lamentables y que, mientras se esclarezcan, la gestión de los recursos públicos de este Ayuntamiento no tengan como responsable a una persona que ha perdido la confianza con hechos constatados", expuso Estepa.

Propuso también que García no desempeñe su cargo de número dos del Ayuntamiento "en régimen de dedicación exclusiva". El concejal de IU recibe una retribución de 1.350 euros brutos al mes, más dos pagas extraordinarias, unos emolumentos que el PP propuso que pasen a la otra concejala de IU. García se negó a intervenir para defenderse. La reprobación y el cambio de liberación salieron adelante con los votos del PP, el PA y de la segunda edil de IU, que empezará a cobrar lo que hasta ahora percibía su compañero de filas.

Con la ruptura de la disciplina de voto, el cogobierno PSOE-IU se queda en minoría frente a la oposición. Los socialistas, en la Alcaldía, suman cinco concejales, cinco el PP y uno el PA, mientras que los dos de IU dejaron patente su enfrentamiento. El secretario de Organización de la coalición, Sebastián Pérez, y el coordinador provincial, Pedro García, omitieron ayer realizar una valoración sobre estos hechos hasta la celebración del Pleno.

El alcalde, por su parte, intentó quitar hierro al asunto y dijo que lo acaecido hasta el momento es un asunto "privado" entre el secretario y el primer teniente de alcalde: "Tendrá las consecuencias que se deriven del mismo", afirmó. Explicó, asimismo, que también consultó con el secretario la grabación de la comisión informativa y le pidió que "la valore jurídicamente". Según dijo, el propio Daniel García le informó de que había captado digitalmente el sonido de la reunión para posteriormente presentarlo como muestra de su trabajo ante la asamblea local de IU.

Al tener constancia de ello, "lo pusimos inmediatamente en conocimiento del secretario para que hiciese las valoraciones jurídicas oportunas sobre todo lo que está pasando". Todo queda, por tanto, en manos del secretario, que determinará "cuáles serán o no las consecuencias". Martínez descartó, por otra parte, que este episodio vaya a provocar una crisis de gobierno. "A nosotros lo que nos preocupa es el interés de los ciudadanos y que se cumpla nuestro programa electoral", abundó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios