Fomento prevé abrir en enero dos de los tres tramos aún pendientes de la A-45

  • La Variante de Encinas Reales y el trayecto desde Benamejí hasta Antequera serán los próximos en entrar en servicio de la Autovía Málaga, mientras que continuará en obras el viaducto sobre el río

330

El Ministerio de Fomento prevé la puesta en servicio el próximo mes de enero de dos de los tres tramos que restan para completar la Autovía de Málaga (A-45), cuya culminación en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2008 está respaldada por diversas partidas que suman 51,2 millones de euros.

El subdelegado del Gobierno central en Córdoba, Jesús María Ruiz, subrayó el hecho de que en los PGE para 2008 "lo que se recoge son partidas para la culminación de importantes infraestructuras, como la A-45, que está prácticamente terminada, pues de los tramos que quedan, dos son de próxima apertura, siendo probable que a lo largo del próximo mes de enero se puedan abrir la Variante de Encinas Reales y el tramo que une Benamejí y Antequera, y quedará el tramo más complejo y complicado, el de Encinas Reales-Benamejí", en el límite Sur de la provincia cordobesa. Ruiz confirmó así lo avanzado ya por el Día de que la Variante de Encinas Reales podría estar para principios de 2008 y que el tramo del nuevo puente sobre el Genil a su paso por Benamejí dilataría más de los previsto la ejecución de la A-45.

Ruiz señaló que los PGE para 2008 "recogen algunas partidas para esta nueva vía rápida, pero lógicamente, son partidas menores, pues por suerte la autovía está hecha en su mayor parte y por tanto las cantidades en inversiones que se puedan recoger para la A-45, sin duda alguna, son menores que las que se recogían en los años en los que se estaban haciendo más tramos".

Así, para la Variante de Encinas Reales, de 6,6 kilómetros, con un presupuesto de ejecución de 10,7 millones de euros y cuya conclusión se había previsto para principios de 2008, el Gobierno dedicará 1,1 millones de euros de los presupuestos del año próximo para su culminación. Por su parte, el tramo Benamejí-Antequera, de 11,7 kilómetros y un presupuesto inicial de ejecución de casi 29 millones de euros, dispone para la finalización de sus obras y su próxima apertura de siete millones de euros en los PGE para 2008.

Este tramo sufrirá un retraso de seis meses respecto al plazo inicialmente previsto para su conclusión, que se ha visto demorada por la aparición de restos arqueológicos que retrasaron el previo movimiento de tierras, por la necesidad de modificar el trazado de un tendido eléctrico y por la obligación de modificar en parte el proyecto, a causa de la aparición de inestabilidades en algunas laderas y taludes.

A juicio del subdelegado del Gobierno en Córdoba, las partidas para 2008 destinadas a la A-45 "son pequeñas desde el punto de vista cuantitativo y por eso son importantes desde el punto de vista cualitativo, pues significa que ya concluye esta obra", con un coste total superior a los 330 millones de euros y que es "tan importante y necesaria para la provincia, aunque ojalá que no hubiera ninguna partida destinada a la A-45 en los presupuestos de 2008, ya que implicaría que estaría ya resuelta". Los dos nuevos tramos que se abrirán al tráfico rodado el próximo enero se sumarán a los otros siete que ya están en servicio, todos en la provincia de Córdoba.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios