La Feria de los Municipios se presenta como impulso al turismo de la provincia

  • Más de 64 ayuntamientos, las mancomunidades, 27 empresas y 27 entidades se reparten en los más de 120 expositores con los que cuenta este año la muestra

El vino de Montilla-Moriles, los aceites de Baena, Priego y Montoro-Adamuz, el patrimonio histórico-artístico y el jamón ibérico de Los Pedroches...El Palacio de la Merced vuelve a ser desde ayer, gracias a la cuarta edición de la Feria de los Municipios, el escaparate en el que 64 ayuntamientos cordobeses muestran sus mejores productos, al igual que lo hacen las mancomunidades. En la mayoría de esos expositores no falta el producto turístico como reclamo. "Podríamos decir que esta es una feria turística a lo grande, algo verdaderamente importante para el sector, ya que estamos hablando del evento comercial con el mayor número de visitas de los celebrados en Córdoba [se esperan más de 60.000 en total durante los cuatro días]", sentenció el delegado provincial de Turismo, Juan Torres.

Antes, durante la inauguración de la muestra, el presidente de la Diputación, Francisco Pulido, recordó que en La Merced se ha colgado el billete de no hay más espacio con los más de 120 expositores que componen la feria -y que también ocupan 27 entidades y otras tantas empresas-. "Esta feria es una oportunidad para rentabilizar nuestros recursos", dijo Pulido, quien añadió que echando un vistazo a lo que los ayuntamientos y mancomunidades presentan "tenemos ocasión de ver el progreso económico, social y de futuro de nuestros pueblos, un progreso que tiene que ser sostenible y que rentabiliza nuestros recursos, gastronomía y costumbres, en definitiva, todas las oportunidades que ofrece nuestra tierra".

"La mayoría de los municipios traen reclamos para atraer visitantes. Aunque la situación que vivimos es difícil, desde la Delegación estamos constatando que el español no borra de sus necesidades el ocio y los viajes, por lo que continúan siendo buenas las expectativas para las visitas de interior", indicó Torres, quien puso el ejemplo de su propia comarca, la Subbética. "En los expositores de la Subbética se promociona tanto el turismo de naturaleza como el monumental, quizás nos haga falta la máquina para mover los suficientes vagones que tenemos; dicho de otro modo, cualquier municipio tiene encanto, pero no hay esa gran mezquita, quizás lo más parecido sea el barroco de Priego de Córdoba", sentenció Juan Torres.

Los Pedroches muestra en la cita "nuestras tradiciones, cultura popular, patrimonio y buena gastronomía para que la gente pueda disfrutarlos", explicó el presidente de la Mancomunidad de municipios de esa comarca, Luciano Cabrera, quien no olvidó reseñar que "siempre hemos creído en la importancia del turismo para el futuro de nuestra tierra; la prueba son los 4,9 millones que vamos a invertir en un proyecto de turismo sostenible del que seremos promotores".

"Contamos con infinidad de alojamientos en la Vega del Guadalquivir, además de con un impresionante entorno en el que conjugamos sierra y campiña gracias al parque natural de Hornachuelos. Todo ello sin olvidar los maravillosos campos de cítricos y nuestra fabulosa miel. Eso es lo destacaríamos de nuestros expositores", explicó el técnico de deportes de la Mancomunidad de la Vega del Guadalquivir, Javier Aragonés.

La oferta del Alto Guadalquivir es también de lo más variada. Los stands de esa comarca muestran, además de sus posibilidades turísticas, desde los 200 años del título de ciudad para Montoro, hasta la réplica de la sillita que la sede del Consorcio de la Madera y el Mueble de Villa del Río regaló a la infanta Leonor o el deporte como reclamo en Bujalance.

El Valle del Guadiato ha acudido a la cita comercial con las ofertas, entre otras, de las zonas mineras de Peñarroya-Pueblonuevo, la representación teatral de Fuenteovejuna o la gastronomía del porcino ibérico de Los Blázquez. El expositor de esta última localidad es uno de los más curiosos, ya que lo componen un par de cerdos de cartón piedra en montanera junto a un olivo.

"La Campiña Sur trae su importante proyecto de turismo y vino como una de sus iniciativas más importantes, la Ruta del Vino Montilla-Moriles, y también las posibilidades de desarrollo agroindustrial a base de productos hortofrutícolas con los riegos del Genil-Cabra", detalló el alcalde de Santaella, Francisco Palomares.

El Guadajoz-Campiña Este, por su parte, oferta desde el Corpus de Valenzuela -con alfombra de serrín incluida en su stand- hasta las sillas confeccionadas con madera de olivo de Castro del Río -en un expositor regado de virutas- o el binomio olivo y aceite de Baena. "Ofertamos, entre otros reclamos, turismo patrimonial, con el yacimiento de Torreparedones, de naturaleza, con las vías verdes, y nuestra Semana Santa de interés cultural", explicó la edil baenense de Turismo, María Jesús Serrano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios