Detenidos los cuatro atracadores del doble asalto a la oficina de Unicaja

  • Los arrestados, conocidos delincuentes, fueron apresados en la barriada Francisco de Quevedo de Puente Genil y en la localidad sevillana de Badolatosa

La Guardia Civil ha detenido en Puente Genil a cuatro personas y ha imputado a una quinta por los dos robos a mano armada registrados en los últimos 20 días en la sucursal de Unicaja en Benamejí. Además, los agentes le atribuyen una tentativa de robo con intimidación en otra entidad bancaria de Lora de Estepa (Sevilla).

El primero de los robos se registró el pasado 29 de noviembre en la oficina de Unicaja en Benamejí. Aquel día, dos encapuchados, armados con una escopeta de cañones recortados y un cuchillo, robaron 12.500 euros del puesto de caja y otros 140 euros a un cliente. Según las investigaciones de la Guardia Civil, los atracadores abandonaron la sucursal a pie hasta un lugar cercano, donde les esperaba una tercera persona al volante de una furgoneta, con la que abandonaron Benamejí. El vehículo, que había sido robado en Lucena, fue abandonado en una zona rural a las afueras del pueblo.

Del análisis de las huellas de la furgoneta, los investigadores sospecharon que uno de los atracadores podía ser un conocido delincuente vecino de Badolatosa (Sevilla) y que recientemente había sido visto en la barriada Francisco Quevedo de Puente Genil.

La banda volvió a actuar el pasado 18 de diciembre, según las investigaciones de la Guardia Civil. Entonces, los atracadores eligieron la sucursal de CajaSol en Lora de Estepa, pero esta vez se encontraron con problemas. Los asaltantes siguieron el mismo modus operandi. Armados y encapuchados intentaron entrar en la oficina, pero se encontraron con la puerta cerrada y con que los trabajadores no le abrieron. En ese momento, decidieron darse a la fuga y dispararon a un testigo -aunque no fue alcanzado por la bala- que en ese momento estaba trabajando en un lugar próximo a la oficina.

Al no haber podido cometer el robo, los atracadores volvieron a dirigirse a la sucursal de Unicaja en Benamejí, donde irrumpen una hora más tarde y por el mismo procedimiento se llevan 4.050 euros, tal y como adelantó la pasada semana el Día. Esta vez, la Guardia Civil logró identificar al vehículo que usaron los asaltantes. El coche pertenecía a una persona, relacionada con el mundo de la droga y residente en la barriada Francisco de Quevedo de Puente Genil.

Esta evidencia, más las sospechas acumuladas durante el primer atraco, hizo que la Guardia Civil dirigiera sus miradas hacia el entorno de la persona propietaria del vehículo, todos relacionados con el tráfico y el consumo de drogas. La Guardia Civil detuvo entonces a D. S. V. A., de 32 años y propietaria del vehículo. Posteriormente, y fruto de una gran investigación, pudo determinar que los autores materiales del robo fueron J. L. P., de 39 años, J. G. L., de 41, y J. G. L., de 27, todos vecinos de Badolatosa. Por eso, solicitó de la autoridad judicial permiso para entrar y registrar sus domicilios, algo que se llevó a cabo el pasado día 21.

En el registro, los agentes localizaron abundante material "susceptible de haber sido utilizado en los atracos" como gorros, guantes y capuchas. Además, se imputó del delito a una cuarta persona, J. M. M. R., de 32 años, como supuesto colaborador necesario. Los detenidos fueron puestos a disposición de la autoridad judicial, quien decretó el ingreso en prisión para J. G. L., de 41 años. Mientras que el resto de los detenidos e imputados ha quedado en libertad con cargos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios