El Banco de Alimentos batió en 2007 récords de recogida de comida

  • Asaja incentivará entre sus socios la colaboración con esta asociación sin ánimo de lucro

El Banco de Alimentos de Medina Azahara de Córdoba ha recogido durante 2007 más de un 1.400.000 kilos de comida en toda la provincia que se destinó para ayudas sociales a los colectivos más desfavorecidos, una cantidad que supone la mayor recogida desde su puesta en marcha hace cuatro años.

El presidente de la institución, Luis Moreno Segura, ha afirmado que actualmente el banco surte a un total de 220 instituciones como Cáritas Parroquiales, comedores humanitarios o asilos, que atienden a una población de más de 22.150 personas. Moreno ha hecho públicos estos datos durante la firma de un convenio con la Asociación de Jóvenes Agricultores (Asaja) con el fin de que este organismo dé a conocer entre sus socios su actividad e incentivar su colaboración.

El presidente de Asaja en Córdoba, Ignacio Fernández de Mesa, ha asegurado que "en una situación de consumismo como la que vivimos en la actualidad es muy importante la función del Banco de Alimentos", ya que "recoge la comida sobrante que va a pasar a la destrucción para repartirla de forma generosa".

Fernández de Mesa se ha comprometido a dar a conocer la actividad que realiza el Banco de Alimentos para conseguir más colaboración y "hacer más efectiva su función social".

Por otra parte, el gerente del colectivo, José Ortega Limón, ha señalado que desde su puesta en marcha la respuesta de la población cordobesa ha sido "muy positiva y siempre ha puesto de manifiesto su solidaridad y su conciencia de necesidad". Según reza en sus objetivos, el Banco de Alimentos Medina Azahara de Córdoba es un colectivo, sin ánimo de lucro, "creado con la intención de introducir en la sociedad de Córdoba y su provincia valores que resuelvan la contradicción excedentes-pobreza, acercando lo que sobra en dicha sociedad a las instituciones y agrupaciones benéficas que acogen a personas necesitadas". Para ello, su actividad se concreta en recabar alimentos, procesarlos, almacenarlos y distribuirlos equitativamente entre dichos beneficiarios en función de sus necesidades y número de acogidos en cada una de ellas. Esta labor se realiza por medio de voluntarios que aportan su trabajo personal de forma desinteresada y profesional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios