El recuerdo a la 'abuela' de los Patos

  • Una escultura compuesta por dos manos envejecidas y una paloma rinde homenaje desde ayer a la quiosquera de los jardines de la Agricultura, Juana Victoria Domínguez, que fue asesinada hace un añol emoción La familia agradece la iniciativa del Ayuntamiento y recuerda la labor de Juana Victoria al frente de un quiosco que forma parte de la historia de la ciudad.

"Era una persona muy buena, generosa y entregada". El recuerdo de Juana Victoria Domínguez, la quiosquera del parque de los Patos que fue asesinada hace un año, estuvo más presente que nunca entre todos los que, de una u otra manera, han formado parte de la vida de esta "abuela de todos los cordobeses", como se le conocía.

"Hay muy pocas personas que hayan dado tanto cariño como ella", comentaba Mercedes Gallardo, una del casi centenar de personas acudieron al descubrimiento de una escultura que el Ayuntamiento ha levantado en su honor -y de su marido Sevi- justo al lado del puesto donde pasó toda una vida trabajando siempre con una sonrisa.

Una de sus nietas, María del Mar García, agradeció con un emocionado discurso la iniciativa del Consistorio. "Has dejado huérfanos a todos los cordobeses desde que un desalmado te arrebatara la vida", dijo, pero también reconoció que el monumento -compuesto por unas manos abiertas que están soltando una paloma - "simboliza el trabajo que hiciste durante toda una vida". "Manos abiertas para acoger a cualquier persona que acudiera a tu quiosco", dijo García, y una paloma señal de paz, la misma que le faltó al que te asesinó", relató.

Los conocidos de Victoria no podían contener las lágrimas ante las palabras de una nieta también emocionada. "La queríamos mucho porque era muy buena persona y nos daba mucha alegría" o "no se merecía una muerte así ", eran las principales frases que se oían entre las personas que asistieron al pequeños homenaje. Su hermana, Encarnación Domínguez también se mostró agradecida por el reconocimiento recibido del pueblo.

La alcaldesa, Rosa Aguilar, fue la encargada de mostrar la figura -realizada por el escultor Miguel Ángel González- "que devuelve una parte del cariño y afecto que recibimos de vosotros", dijo. Aguilar aseguró que desde la falta de Victoria "estos jardines no han vuelto a ser los mismos". La regidora argumentó en su intervención que se trata de un reconocimiento para "los abuelos de Los Patos" que "eran un verdadera institución" después de décadas dispensando golosinas y maíz para las palomas. "Todos hemos tenido la suerte de conocer a Victoria y disfrutar de su afecto, menos la persona que la asesinó, porque si la hubiera conocido no le hubiera hecho eso", dijo.

La escultura -para la que el Ayuntamiento ha destinado 14.700 euros- "nace como si de un árbol más se tratara" y, según palabras del artista "las manos envejecidas, mostrando el rigor del tiempo, representan a cada uno de ellos, separadas a la altura, y a su vez alejadas del suelo, escapándose de nuestra compañía".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios