"Si miras el mundo literario con ojos de economista te encuentras muchas sorpresas"

El escritor y economista almeriense Pedro Asensio acaba de publicar su primera novela, Un economista de letras (editorial Antoni Bosch), en la que aborda de forma directa los conceptos básicos de la economía con originales recursos, ya que para ello utiliza la literatura y el cine. Tras lanzar al mercado dos ensayos (El libro de la gestión municipal y Marketing municipal), el autor se atreve con la narrativa.

-¿Cuál es el hilo conductor de este libro?

-La novela cuenta la historia de un joven que tiene inquietud por el mundo de la economía y la empresa pero a su vez es un apasionado de la literatura y el cine. Por lo tanto, utilizo como recurso pasajes de novelas y películas para explicar conceptos básicos de economía. Detrás de toda esa originalidad hay un argumento que hace que la novela enganche al lector.

-¿Qué casos literarios o fílmicos aparecen?

-Aparecen La Regenta y el Quijote, y películas como Qué bello es vivir o Monstruos SA.

-¿Tiene Un economista de letras una finalidad didáctica?

-Sí, puede servir como recurso didáctico para los que empiezan a estudiar economía en Bachillerato o como introducción en diversas carreras.

-¿Va dirigida esta novela a un público especializado?

-En principio se dirige a todos aquellos a los que les interesa leer una novela sencilla y entretenida. En segundo lugar, está destinada a los que tienen interés por ver cómo confluyen y se combinan la literatura y el cine con la economía; y por último, a aquellos que están interesados en conocer la economía de forma sencilla. En numerosos libros encontramos ejemplos que nos ayudan a conocer la ley de la oferta y la demanda, cómo funcionan los sistemas financieros, el papel que tiene el sector público, el monopolio, la competencia perfecta...

-¿Qué relación guarda la economía con la literatura?

-Siempre ha existido una conexión. Por ejemplo, en mi libro introduzco la parábola de los panes y los peces para explicar los fundamentos de la economía. Siempre que queramos podemos encontrar esa conexión. En el Quijote también aparece una relación con connotaciones laborales entre don Quijote y Sancho. Siempre que miras el mundo literario con ojos de economista te encuentras muchas sorpresas, eso es lo que he intentado reflejar en mi novela.

-¿Es una novela autobiográfica?

-La novela se titula Un economista de letras y yo soy un economista que escribe. No soy el protagonista, aunque es cierto que cuando uno escribe una novela y se adentra en el mundo de la ficción es lógico que se deslicen algunos referentes autobiográficos.

-¿Por qué ha pasado del ensayo a la novela?

-Me gusta mucho escribir y hace ya tiempo que tengo algunos cuentos. En esta ocasión me he visto con ganas de darle forma para publicarlo en una editorial. De hecho, aunque sigo trabajando en ensayos relacionados con la administración en el ámbito local, continúo escribiendo narrativa. Estoy trabajando en una segunda novela que tendrá referentes relacionados con la intriga y la historia. Me siento muy a gusto escribiendo en el terreno de la ficción.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios