'Cinco metros cuadrados' gana la Biznaga de Oro en el Festival de Málaga

  • El filme de Max Lemcke consigue también los premios de la crítica al mejor actor, mejor actor de reparto y mejor guión

La película Cinco metros cuadrados, de Max Lemcke, ha sido la ganadora de la Biznaga de Oro al mejor largometraje en el XIV Festival de Cine Español de Málaga, según el fallo del jurado, que dio ayer a conocer su presidente, el cineasta Vicente Aranda. Este largometraje, que aborda el pinchazo de la burbuja inmobiliaria, ha sido el gran triunfador del certamen al conseguir también los premios de la crítica; al mejor actor, para Fernando Tejero; al mejor actor de reparto, para Jorge Bosch, y al mejor guión, para Pablo y Daniel Remón.

Por su parte, Catalunya über alles!, un retrato sobre la intolerancia dirigido por Ramón Térmens, logró el premio especial del jurado y el premio del jurado joven, mientras que en la categoría de mejor actor de reparto se ha otorgado una mención especial a Babou Cham.

La comedia ¿Para qué sirve un oso?, de Tom Fernández, se alzó con los premios a la mejor dirección, a la mejor actriz de reparto, para Geraldine Chaplin, y al mejor montaje, para Ángel Hernández Zoido, mientras que el premio del público fue para otra comedia, Amigos, de Borja Manso y Marcos Cabotá, sobre la lucha por las audiencias televisivas.

El galardón de mejor actriz de reparto fue para Begoña Maestre por Arriya (La piedra), de Alberto Gorritiberea, una película que narra el conflicto de un individuo frente a la tradición y que también ha conseguido los premios al mejor vestuario -para Saoia Lara-, a la mejor fotografía -para Gaizka Bourgevad- y a la mejor banda sonora original -para Bingen Mendizábal.

El palmarés de la sección oficial, en la que han competido once largometrajes, se completa con el premio al mejor guionista novel, que recayó en Enrique Otero y Miguel de Lira por Crebinsky, dirigida por Otero, una comedia que se desarrolla en Galicia durante la Segunda Guerra Mundial.

Mientras, en el apartado de premios no oficiales, el galardón de la Asociación de Escritores Cinematográficos de Andalucía (Asecan) a la mejor ópera prima fue a parar a Arriya, y el premio Signis de la Asociación Católica Mundial para la Comunicación, para Crebinsky.

Vicente Aranda admitió que ha "echado en falta" en la sección oficial "películas de mujeres", y añadió que "está claro que el comité de selección ha establecido que eran nuevos autores los que concurrían".

En la sección de documentales, la Biznaga de Plata a la mejor cinta fue para Circo, de Aaron Schock, y el segundo premio para Al final de la escapada, de Albert Solé, que también consiguió el premio del público.

Según anunció la periodista Rosa María Calaf, que formó parte del jurado junto a David Moncasi y Francisco García Gómez, El casamiento, de Aldo Garayel, consiguió el premio especial, mientras que se concedió una mención especial a Un rey para la Patagonia, de Lucas Turturro.

En Cinco metros cuadrados, Fernando Tejero y Malena Alterio vuelven a ser pareja en la ficción, en este caso con planes de boda, y compran sobre plano un piso con vistas al mar cuyas obras se paralizan poco antes de la entrega de llaves, lo que lleva al protagonista en última instancia a actuar a la desesperada.

"La película cuenta cómo un héroe anónimo sin grandes pretensiones busca conseguir su anhelo, muy normal y cotidiano, que es tener una casa y fundar un hogar sin grandes lujos, y ese sueño se convierte en un infierno", explicó Max Lemcke en la presentación de su película.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios