Cuatro ciudades acogerán en España la gira más intimista de Fito Páez

  • El cantante iniciará su recorrido en Madrid, donde grabará un DVD con los temas más emblemáticos de su trayectoria

Fito Páez regresa a España para embarcarse en una gira intimista que comenzará en el Palacio de Congresos de Ifema de Madrid el próximo 24 de abril con un show en el que repasará sus temas más emblemáticos y en el que estará acompañado por otros artistas como Ariel Rot, Concha Buika o Pereza.

La primera parada en Madrid será grabada para sacar a la venta dentro de unos meses un DVD con este concierto, en el que Páez, después de más de dos décadas de carrera en los que se ha convertido en uno de los grandes referentes del rock argentino, actuará ante el público "con la única compañía del piano, los invitados y algún que otro cajón".

En el resto de conciertos de su gira, que le llevará por Murcia -el 20 de abril-, Barcelona -el 23- y Marbella -el 27-, el cantante argentino se limitará a presentar las canciones de su último álbum, Rodolfo, con el que comenzó esta etapa más intimista, fruto de la necesidad de contrarrestar el ajetreo de su segunda película.

Esta cinta, De quién es el portaligas, que se estrenará en Madrid el 25 de abril, resultó "muy barroca, cargada, de colores, muy enredada, de comedia, con 74 localizaciones", y el músico argentino quiso compensar aquel ajetreo con un disco "en blanco y negro, grabado en la misma habitación en la que se compusieron las canciones".

Ahora quiere hacer lo mismo con las canciones más "especiales" de su carrera. Algunas de ellas las interpretará con otros artistas con los que apenas pretende ensayar cinco o seis días antes porque quiere "que en el concierto todo fluya, que no haya nada esquematizado, que haya improvisación, que todo sea fruto de la casualidad".

Entre quienes le acompañarán sobre el escenario el próximo 24 de abril se encuentran artistas a los que no conocía personalmente hasta ahora como Concha Buika o Pereza, así como algunos de sus inseparables como Ariel Rot, su amigo de -casi- toda la vida con el que tiene "una conexión musical muy fuerte" y que es, reconoce, una de las personas con las que menos le cuesta ponerse a tocar en cualquier situación.

Entre risas reconoce que una de las cosas que más le impactaron al principio del público madrileño es "que a la gente de aquí le encanta beber y hablar durante los conciertos". "Al principio te rayas porque estás en el escenario y ves que la gente está a su lío, pero ese es el punto lindo de esta ciudad", añade. No es casualidad que haya sido Madrid la ciudad elegida para inmortalizar este concierto "tan especial", ya que es una ciudad en la que ha vivido largas temporadas .

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios