'Testimonios' recoge nueve actuaciones en directo de Manuel Moneo

  • El jerezano expone un estilo que resulta apasionante a pesar de sus carencias

Comentarios 0

Una característica indeleble en la mayoría de los cantaores jerezanos es el ímpetu con el que arremeten cada cante que interpretan, siendo fieles a un repertorio muy concreto de estilos: bulerías, bulerías por soleá, seguiriyas y martinetes como bandera. Fiel muestra de cómo se las gasta un cantaor jerezano en plena ebullición del directo es la grabación Testimonios, que, editada por el sello Fonoruz, recoge distintas actuaciones de Manuel Moneo. Perteneciente a una conocida familia de artistas, Manuel Moneo refleja en esta grabación los pro y los contra de una manera de cantar que resulta en todo momento apasionante pero que puede adolecer de precisión estilística.

Se trata de inclinarse por la emoción resultante de una manera de exponer el cante que sólo tiene la prioridad de expresar y transmitir al público sin demasiadas ataduras técnicas, o situarse en la posición de contemplar formas perfiladas en las que predominan el tecnicismo y la pulcritud; en pocas situaciones se da el equilibrio perfecto. En todo caso, esta propuesta de Moneo constituye una grabación testimonial y grata para el aficionado que pretenda vivir sin tapujos un flamenco natural y con buenas dosis de espontaneidad.

Son nueve cantes los expuestos en Testimonios, junto a los tocaores Moraíto Chico, Antonio Jero y Juan Moneo, cantes en los que se aprecian fácilmente las influencias en Moneo de artistas como Terremoto, Agujetas e incluso, de manera significativa, Antonio Mairena -filtrado en expresión jerezana- en tonás y martinetes.

más noticias de CULTURA Ir a la sección Cultura »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios