El Museo Picasso de Málaga restaura nueve libros ilustrados por el artista

  • La intervención está enmarcada en un proyecto encargado por la Junta al Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico

El tiempo y el uso deterioran las joyas literarias y cuando llevan la firma de Picasso su recuperación se vuelve imprescindible. La Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía presentó ayer la restauración de nueve volúmenes ilustrados por el creador malagueño, pertenecientes a la colección bibliográfica del Museo Picasso. Merced a la colaboración entre la pinacoteca y el Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico (IAPH), esta iniciativa ve la luz como primera fase de un proyecto que incluye la intervención en un total de 19 libros y un presupuesto de unos 30.000 euros.

"Entre los cometidos del museo está la protección y conservación de las obras que aquí se atesoran, no sólo las de arte sino también la colección bibliográfica y documental", explicó ayer la consejera de Cultura de la Junta, Rosa Torres. Las piezas no presentaban un deterioro avanzado, por lo que las labores de restauración han sido ante todo "preventivas", expresó Eulalia Bellón, directora del Taller de Patrimonio Documental y Gráfico del IAPH.

"La alteración más importante surge como consecuencia del uso y manipulación. Además, son materiales del siglo XX que no tienen la misma calidad que los papeles tradicionales hechos a mano", aclaró Bellón. Por contra, las partes más perjudicadas afectan a las piezas editadas en cajas y estuches y, sobre todo sus esquinas. Tras su reforma, los libros volverán a estar a disposición de los investigadores que requieran su consulta.

Las tareas se han centrado en la limpieza y desmontaje de la estructura interna del libro y la creación de soportes nuevos como en el volumen Shakespeare (1965) y doce retratos del escritor, además de la ilustración completa de la obra por Picasso.

Por su parte, el director del IAPH, Román Fernández-Baca recordó la prolífica labor de ilustración del genio que llegó a trabajar desde 1905 hasta su muerte en 156 libros. Una faceta, sin embargo, "que suele pasar desapercibida", puntualizó Fernández-Baca.

Entre los ejemplares más significativos destacó A los toros avec Picasso (A los toros con Picasso), escrito por Jaime Sabartés en 1961 y que cuenta con cuatro litografías y 103 dibujos creados entre 1959 y 1960, "su colaboración más estrecha", matizó.

La ilustración "más profesional" correspondería al catálogo Cahiers d'Art (Cuadernos de arte) de 1947. Publicaciones de tirada limitada muy reducida "y exquisita elaboración", sostuvo Fernández-Baca.

El proyecto echó a andar en 2006 cuando el IAPH evaluó el estado de los fondos bibliográficos del museo y elaboró un informe con las actuaciones necesarias. La próxima pieza pendiente de restauración es un libro de Camilo José Cela ilustrado por Picasso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios