De Luis Miguel Dominguín a Cayetano; de Picasso a Armani

  • El pintor malagueño fracasó con un traje muy ligero · El diseñador italiano 'debuta' en la próxima goyesca de Ronda

En un mundo tan tradicional como el taurino parece que hasta la historia se repite. Fue Luis Miguel Dominguín, tío-abuelo de Cayetano Rivera Ordóñez, quien vistió un traje de luces diseñado nada menos que por el genial Pablo Ruiz Ruiz Picasso. Un vestido de torear liviano, de poco peso, con aires goyescos, pero que fue rechazado de plano en el mundillo taurino y constituyó un auténtico fracaso. La idea de Luis Miguel, de aligerar el peso del vestido de torear no cuajó y únicamente él empleó este diseño. Ahora, varias décadas después, el diseñador de moda italiano Giorgio Armani, amigo de Cayetano, ha diseñado el traje goyesco que vestirá el último eslabón torero de la familia Ordóñez-Dominguín. El evento tendrá lugar el próximo 6 de septiembre en la plaza de toros de Ronda. El diseñador, que descubrió al diestro en su faceta como modelo, desfilando con modelos suyos en la semana de la moda de Milán afirma que es un reto y que ha seguido las pautas de los trajes goyescos que han vestido las figuras a lo largo de cinco décadas en la emblemática goyesca de Ronda. Según el diseñador será un traje de luces con el conocido tono greige de la casa, con lentejuelas y pequeños cristales que, con un fino hilo de plata, forman sutiles bordados. Durante este medio siglo de historia de las tradicionales goyescas rondeñas se han tirado al ruedo algunos otros diseñadores, principalmente procedentes de la moda, como el caso de Francis Montesinos, quien diseño a César Jiménez el vestido que estrenó en la corrida goyesca celebrada el 2 de mayo del año pasado en la plaza de toros de Las Ventas de Madrid. También Christian Lacroix diseñó el vestido de torear que estrenó en su alternativa Antonio Borrero Chamaco el 6 de junio de 1992 en Nimes. Pero han sido los toreros los principales artífices en la aportación del traje de luces. Entre los diestros de las últimas generaciones, el alicantino Luis Francisco Esplá y el sevillano José Antonio Morante de la Puebla suelen diseñarse sus propios trajes. Ambos toreros han apostado por rescatar elementos de vestidos de torear del siglo XIX y comienzos del XX. Así, el diestro alicantino ha empleado hombreras mucho más voluminosas que las actuales y el torero sevillano ha rescatado dibujos y colores de antaño. Incluso, el jerezano Juan José Padilla, que usa patillas como las de Francisco Montes Paquiro, ha desempolvado la picuda montera que se usaba en la época del torero chiclanero, sorprendido incluso a algunos puristas, que le critican al torero por usarla.

Aunque parezca inamovible, la indumentaria taurina, esencial en la tauromaquia, ha evolucionado con el transcurrir del tiempo dentro de unos cánones tradicionales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios