Locura por el circo

Producción: Suma y Sigue Espectáculos. Idea original y dirección artística: Suso Silva. Fecha: sábado 16 de marzo Lugar: Explanada frente al CC La Sierra. 3/4 de entrada.

Después de haber conseguido un éxito sin precedentes con su primer espectáculo, el Circo de los Horrores decide cambiar el cementerio por un pabellón psiquiátrico del siglo XIX, ofreciendo un nuevo montaje; Manicomio de los Horrores, al cual el público cordobés tendrá la oportunidad de asistir en su carpa instalada junto al centro comercial La Sierra hasta el próximo 24 de marzo.

Manicomio de los Horrores trata de introducir al espectador en un ambiente claustrofóbico desde que cruza las puertas para entrar en la carpa del circo. Obligado por la incesante intervención de los internos del pabellón, durante las dos horas que dura la función el público también se convertirá en paciente. Participarán de forma activa en una terapia grupal acompañados por Nosfetatu, maestro de ceremonias y paciente de excepción de este hospital macabro. Bajo su hábil batuta desfilarán por la pista números aéreos increíbles, malabaristas alterados, acrobacias al límite, equilibristas sensuales, todo intercalado por intervenciones de monologuistas tarados y la visita inesperada de Bitelsuso. Grandes dosis de emoción mezcladas con el humor ácido y la provocación que otorga el cabaret en su versión más canalla.

Suso Silva, creador y director del espectáculo, retoma con habilidad el formato que tanta fama ha obtenido y para su nueva andadura realiza las variaciones óptimas para seguir atrayendo a nuevos y antiguos espectadores. Para ello, mantiene la esencia del anterior montaje sin caer excesivamente en la repetición. El equipo artístico y los números son nuevos, incluso más espectaculares que los de su anterior producción. La premisa de mantener al público dentro e integrarlo desde que entra sigue siendo la tónica. El uso del lenguaje directo, el sentido del humor fresco y descarado entretiene y divierte al espectador adulto, aunque siempre hay algún que otro despistado que trae al niño, incluso a sabiendas de lo que se cuece en el interior de la carpa. También merece destacar el toque poético y elegante con el que cierran la función. Un matiz añadido que la diferencia de la anterior producción, quizá en un intento por aportar un mensaje que invite a la reflexión. Una experiencia muy satisfactoria para quienes asistieron y así lo demostraron al equipo artístico levantados de sus butacas y aplaudiendo el esfuerzo empleado.

Atendiendo a las exigencias del espectador y transformando la imagen del circo contemporáneo como espectáculo completo, Circo de los Horrores ha conseguido como solo unos pocos adaptarse a las circunstancias actuales, ofreciendo un producto fresco, novedoso y asequible sin perder calidad. Toda aquella persona sin complejos que desee pasar un rato desenfadado tiene la oportunidad de ir a verlo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios