García Baena centra la primera sesión del ciclo 'Homenajes'

  • La Sala de Telares del Gran Teatro acoge el acto, presentado por Fernando Ortiz y en el que Juan Carlos Villanueva realizará una lectura de poemas del cordobés

El ciclo Homenajes se incorpora hoy a la quinta edición de Cosmopoética para rendir homenaje, a lo largo de tres sesiones en la Sala de Telares del Gran Teatro, a los componentes del grupo Cántico y a Vicente Núñez, poeta muy cercano a este colectivo.

Homenajes tiene hoy como protagonista, a partir de las 21.00, al poeta vivo más importante de Córdoba, Pablo García Baena, cuya obra se ha caracterizado siempre por una búsqueda constante de la belleza. Bajo el título Homenaje a Pablo García Baena y otros poetas universales, el Gran Teatro acogerá una lectura a cargo de Juan Carlos Villanueva. El acto será presentado por Fernando Ortiz y contará con un acompañamiento musical de Chico Herrera.

García Baena (Córdoba, 1923) se formó en disciplinas de pintura e historia del arte en la Escuela de Artes y Oficios de Córdoba. Al mismo tiempo eran frecuentes sus visitas a la Biblioteca Provincial para seguir descubriendo a los grandes maestros de la literatura. Allí entró en contacto con el también escritor Juan Bernier, que le iluminó en las obras de Proust, Juan Ramón y los poetas de la Generación del 27. Inició entonces colaboraciones en publicaciones locales como Caracola, El Español o La Estafeta Literaria. Entonces utilizaba seudónimos como Luis de Cárdenas.

Su admiración por la obra de San Juan de la Cruz cristalizó en 1942, cuando estrena en Córdoba una versión teatral de cuatro poemas del poeta castellano. Cuatro años después aparecería Rumor oculto, su primer poemario, en la revista Fantasía. En 1947 fundó junto a los poetas Julio Aumente, Juan Bernier, Mario López y Ricardo Molina y los pintores Ginés Liébana y Miguel del Moral la revista Cántico. En 1948 salió publicado Mientras cantan los pájaros, al que siguieron Antiguo muchacho (1950), Junio (1957) y Óleo (1958). A partir de ese momento, comienza un silencio poético que se prolongará durante algo más de una década.

Pero el tiempo que permaneció sin publicar le sirvió para viajar por Francia, Italia, Grecia, Yugoslavia, Turquía, Egipto, Marruecos y Estados Unidos. Todas estas experiencias le servirán para seguir nutriendo su imaginario a base de clasicismo y modernidad. A su vuelta, en 1965, fijó su residencia en la provincia de Málaga, ciudad a la que permanecerá apegado largo tiempo. Torremolinos fue su primer destino, para pasar más adelante a residir en Benalmádena, donde permaneció hasta 2004.

En 1971 rompió su silencio con Almoneda, obra a la que siguieron Antes que el tiempo acabe (1978) y Gozos para la Navidad de Vicente Núñez (1984). El mismo año de la publicación de su poemario dedicado al aguilarense recibió el Premio Príncipe de Asturias de las Letras y Córdoba lo nombró Hijo Predilecto y le otorgó la Medalla de Oro de la ciudad. En 1992 le fue otorgado el Premio Andaluz de las Letras. Actualmente, García Baena reside en Córdoba y es miembro de la Comisión Asesora del Centro Andaluz de las Letras, del que es director.

Homenajes tendrá como protagonistas en los próximos días a Ricardo Molina, Vicente Núñez y el resto de componentes de Cántico.

La agenda de hoy en Cosmopoética también incluye la inauguración de varias exposiciones, la conferencia Imágenes de la ciudad, de Walt Whitman a Dziga Vertov, que será ofrecida por Darío Villanueva en la Filmoteca a partir de las 19:45, y el comienzo del ciclo Anónimos (talleres de creación poética para escritores sin nombre), con José Luis Amaro en el patio del Ayuntamiento (Bulevar del Gran Capitán), de 17:00 a 21:00.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios