Cordobeses en mármol

  • El artista Marco Augusto Dueñas exhibe varias de sus esculturas sobre personajes ilustres de la historia de la ciudad en un nuevo espacio expositivo en Pietrasanta

Juan de Mesa, Lucio Anneo Séneca, Lope de Hoces, Ibn Zaydun y Wallada son personajes ilustres de la historia de Córdoba. Pero tienen algo más en común. Todos han sido convertidos en obra de arte por el escultor Marco Augusto Dueñas y elegidos para la exposición inaugural de un nuevo espacio que la localidad italiana de Pietrasanta ha habilitado para la cultura: Il Pontile di Marina, un muelle de 380 metros de los cuales más de 200 se adentran en el mar y que está destinado a acoger actividades relacionadas con el arte, la cultura y la moda.

En un espacio en cuyos aledaños han brillado creaciones de Botero y Finotti, entre otros, se alzan (y permanecerán durante todo el verano, después de la solemne inauguración) las obras de Dueñas, que forman parte de una serie de 50 esculturas sobre personalidades de la historia de Córdoba (en mármol de Carrara y de cuatro metros de altura) realizadas a lo largo de ocho años en Pietrasanta y que aún permanecen en esta localidad italiana consagrada al arte. El hecho de haber sido elegido para la exposición inaugural de Il Pontile di Marina ha supuesto un reconocimiento a la labor de Dueñas, que, establecido ahora en su ciudad natal, quiere aprovechar sus experiencias y sus contactos con las autoridades de Pietrasanta y con algunos de los grandes artistas contemporáneos que allí trabajan para que Córdoba pueda establecer lazos culturales que refuercen sus opciones de ser elegida Capital Europea de la Cultura en 2016. "Las autoridades están dispuestas a colaborar con nosotros, y de igual manera hay grandes artistas que conocen Córdoba y a los que les gustaría venir", afirma el escultor, uno de cuyos proyectos es la instalación de una obra en una de las glorietas de la localidad italiana.

También arrojan un resultado positivo los primeros contactos que Dueñas ha mantenido con las autoridades cordobesas para establecer vías de cooperación con Pietrasanta y para abrir la posibilidad de que la serie de esculturas sobre personajes ilustres de Córdoba viaje a esta ciudad. las obras de botero

Precisamente hoy, Fernando Botero, uno de los escultores más prestigiosos del mundo, celebra en una ceremonia en Pietrasanta, donde tiene uno de sus talleres, la recuperación de casi todas las esculturas que le fueron robadas allí en octubre del año pasado.

Con esta ceremonia, que será oficiada en el claustro de la iglesia de San Agostino, el escultor colombiano quiere agradecer, según informa la agencia Efe, la labor de la policía y de la fiscalía, que se ocuparon de las investigaciones.

El 19 de octubre fueron robadas siete esculturas de bronce y una aún en cera valoradas en 3,5 millones de euros. Desde entonces se han recuperado tres de ellas en Treviso, tres en Viareggio y una en Trento. Las obras estaban ya vendidas y tenían como destino una próxima exposición en el Principado de Montecarlo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios