Coque Malla libera sus penas de amor en su nuevo disco, 'Termonuclear'

  • El ex vocalista de Los Ronaldos publica el martes su nuevo trabajo, con nueve canciones con un común origen autobiográfico

Como una central nuclear que necesita liberar energía para evitar una explosión, la última ruptura sentimental importante que vivió Coque Malla le condujo a una catarsis creativa de la que surgió Termonuclear, su nueva aventura en solitario, que define como un disco "fundamentalmente romántico". "Está lleno de encuentros, despedidas...", dice el ex vocalista de Los Ronaldos sobre el amor, que considera una fuerza natural inevitable y que, "en este caso, ha constituido un subidón que ha dado como fruto estas nueve historias".

Nueve canciones de despedida que se publican el próximo martes y que tienen en común un origen autobiográfico, a partir del cual evolucionan en distintas direcciones, como una misma historia vivida en dimensiones alternativas. "Cuando te pasan cosas muy fuertes, muy intensas, está lo que ocurre realmente, lo que tú crees que ha ocurrido, lo que la otra persona cree, lo que sucede en la fantasía... Son muchas realidades y este disco se nutre de todas ellas", precisa el artista.

Malla, que ha grabado en un antiguo cine de Gandía (Valencia) reconvertido en estudio, como recogen las imágenes del álbum, achaca a la "magia" que estas experiencias "se conviertan en algo muy creativo, en el momento justo, con la compañía exacta (en este caso, el coproductor Nico Nieto) y con los músicos adecuados".

Para acentuar la "alta carga emotiva" de las canciones, indica que convirtió su voz en "el corazón" de Termonuclear y, a partir de ella, se fueron añadiendo el resto de los elementos musicales, los justos para "realzarla". "Yo creo que La hora de los gigantes (2009) fue un preludio de esto", cuenta sobre el tono acústico y aparentemente sencillo de este álbum, que se gestó durante la gira de su anterior trabajo, probando las canciones en directo según las componía.

Lejos de considerar que plasmar musicalmente sus vivencias le pueda hacer vulnerable, Malla destaca que las canciones surgen así, de vivencias personales. "Mi oficio es contar lo que me pasa", dice el cantante, que achaca a esta "honestidad" las buenas críticas recibidas recientemente por otros amigos y compañeros de generación, como Christina Rosenvinge. "Hay tanta información y tanta ansiedad por la crisis del disco, por tener un éxito, que se cometen muchos errores. Y llegas tú con la guitarra y cantas una canción de verdad y la gente se emociona", considera el madrileño.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios