El Centro de Estudios Gongorinos nace para impulsar la obra del insigne poeta

  • El Ayuntamiento y la Diputación constituyen hoy el consorcio que permitirá la puesta en marcha de un espacio que está llamado a revitalizar las investigaciones sobre el cordobés a nivel internacional

Comentarios 1

Uno de los proyectos culturales más dilatados de la historia reciente de Córdoba, el Centro de Estudios Gongorinos, vive hoy un día clave con la constitución del consorcio que permitirá su puesta en marcha. La alcaldesa, Rosa Aguilar, y el presidente de la Diputación, Francisco Pulido, firmarán a primera hora de la mañana el acta de constitución del organismo, en el que las dos instituciones están representadas al 50 por ciento. Un paso muy esperado en el desarrollo de una iniciativa destinada a impulsar los estudios sobre la obra del gran poeta cordobés y que lleva años archivada en los cajones de proyectos pendientes de las dos instituciones.

El centro, que iniciará sus funciones el próximo año, una vez hayan sido realizados los nombramientos necesarios para su gestión administrativa y técnica, cuenta con un presupuesto inicial de 150.000 euros, que sumados a las partidas de 2009 configurarán la base económica para su puesta en marcha.

El Centro de Estudios Gongorinos ocupará la planta de arriba de la casa de la calle Cabezas nº 3 (conocida ya como Casa Góngora), que fue restaurada por el Ayuntamiento e inaugurada en noviembre de 2006 entre promesas políticas que anunciaban una pronta puesta en marcha del organismo, circunstancia que se ha dilatado por una falta de consenso institucional que parece llegar a su fin.

Mientras la casa era utilizada como lugar expositivo, tanto el Ayuntamiento como la Diputación aprobaron los estatutos del consorcio. En los últimos años han surgido debates sobre las funciones de la Casa Góngora más allá de su condición de sede del Centro de Estudios Gongorinos. El Ayuntamiento ha anunciado que mantendrá la planta baja del edificio como sala de exposiciones.

El centro contará con una biblioteca, una sala de uso polivalente, una sala para investigadores y las pertinentes dependencias administrativas.

El consorcio, según los estatutos, cuenta como órganos de gobierno con un presidente, un vicepresidente y el consejo rector, del que forman parte, junto a los anteriores cargos, el director del centro, un secretario y seis vocales, tres por cada institución. El director debe ser nombrado por el consejo rector a propuesta de la presidencia, de acuerdo con los criterios de competencia profesional que fijan los órganos de gobierno. Finalmente, el Centro Internacional de Estudios Gongorinos contará con un comité asesor integrado por el presidente, el director del consorcio y seis personas de prestigio internacional en el ámbito de los estudios gongorinos.

Los estatutos establecen que el centro "tiene como finalidad recopilar documentación de Góngora y sobre Góngora, encargándose de su conservación, y ofrecer un servicio de documentación y de apoyo a tareas científicas vinculadas al poeta, con objeto de fomentar la reflexión y propiciar y tutelar la investigación sobre Góngora y el gongorismo".

Así, entre las competencias que tiene atribuidas figuran la creación de una biblioteca de textos, estudios, monografías y adquisiciones periódicas sobre el poeta cordobés y el apoyo institucional a la investigación sobre temas gongorinos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios