Burgos basará en Atapuerca su proyecto de Capitalidad

  • El alcalde, Juan Carlos Aparicio, califica de "potente" el proyecto burgalés

Comentarios 2

La candidatura de Burgos a la Capitalidad Cultural Europea en el año 2016 va a basar su concepto argumental en el mayor hallazgo científico y social producido en la provincia: los importantes yacimientos arqueológicos de Atapuerca.

El alcalde de la ciudad, Juan Carlos Aparicio, explicó ayer que el complejo arqueológico de Atapuerca permite plantear una estrategia que integre el discurso sobre la evolución humana y el papel del hombre, no sólo en la sociedad humana, sino en el contexto de la vida del planeta.

Aparicio indicó que el Ayuntamiento va a crear una fundación que será el organismo encargado de impulsar y gestionar la candidatura burgalesa y que estará integrada por las principales instituciones burgalesas, así como por otras organizaciones y mecenas que estén dispuestos a colaborar en el proyecto.

El alcalde calificó como "potente" el proyecto de Burgos y resaltó que para conseguir sus objetivos debe basarse en un programa excepcional de dimensión europea, en el que se prime la participación de los ciudadanos, que sea sostenible en el tiempo y que suponga aportaciones a la reflexión artística de Europa.

El alcalde resaltó que Burgos dispone además de notables infraestructuras culturales, entre ellas nueve bibliotecas públicas, seis archivos, siete equipamientos teatrales, además de museos y centros culturales y sociales; y se están construyendo otras de gran importancia para la ciudad como son el Museo de la Evolución Humana o el Auditorio y Palacio de Congresos.

En opinión de Juan Carlos Aparicio, la candidatura de Burgos está muy bien posicionada frente a las de otras ciudades españolas que basan su proyecto en la promoción del turismo, cuando lo fundamental para alcanzar el objetivo es la actividad y el programa cultural.

Burgos va definiendo así su perfil de Capitalidad, ligado a la arqueología y al patrimonio. Es, junto a Córdoba, Málaga, Cáceres, Tarragona y Segovia, una de las aspirantes que más esfuerzos están haciendo por lograr el título de Ciudad Europea de la Cultura en 2016.

Los proyectos de Tarragona y Segovia también inciden en la riqueza patrimonial de las respectivas ciudades, mientras que Córdoba invoca tanto su patrimonio y su cultura como su esplendor histórico y una serie de acontecimientos culturales de nueva creación como los festivales Cosmopoética y Eutopía. Málaga y Cáceres también están decididas a pugnar fuerte por la Capitalidad Cultural.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios