'Barboso', el toro indultado por Finito, se recupera de sus heridas

  • Los responsables del hierro de Varela Crujo piensan ya en probar al animal como semental

Comentarios 2

El destino de Barboso será la dehesa de Portugal en la que nació y donde se convertirá en semental de la ganadería de Varela Crujo. El toro indultado el pasado domingo por Juan Serrano Finito de Córdoba en la plaza de toros de Marbella se recupera bien de sus heridas y podrá regresar pronto a la finca donde pastan las reses de este hierro, según manifestó ayer a este diario el representante de la vacada lusa José Francisco Dacruz. Tras su lidia a cargo del diestro cordobés, que obtuvo dos orejas y rabo simbólicos tras la lidia de este bravo y noble ejemplar, el animal fue conducido a los corrales de la plaza donde pasó la primera noche de curas y donde se le colocaron drenajes y antibióticos para evitar las infecciones, que suelen ser frecuentes en las heridas provocadas por los puyazos y por las banderillas.

El representante de Varela Crujo manifestó además que pese al castigo habitual que sufren los toros durante la lidia "Barboso ha salido bien parado y no está muy mal", por lo que confían en una pronta recuperación de la res en cuanto salga de los corrales del coso marbellí y sea conducido de nuevo a la dehesa.

Preguntado sobre si el ganadero tenía alguna sospecha de que este animal diera tan buen juego, el representante del hierro señaló que "teníamos confianza en toda la corrida, nos gustaban todos y ha sido una alegría que se diera el indulto a este animal con el que Finito estuvo muy a gusto", manifestó Dacruz.

Finito de Córdoba cuajó una faena que, según él mismo definió, fue "como torear de salón". El diestro cordobés cuajó una faena profunda, artista y llena de sabor torero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios