El Ayuntamiento destaca el éxito de la búsqueda de nuevos escenarios y públicos

  • La décima edición transcurre "sin incidencias destacables" salvo algunas asistencias por el calor

  • Disminuye el público de algunos lugares tradicionalmente masificados

El Pele, en su actuación en La Corredera. El Pele, en su actuación en La Corredera.

El Pele, en su actuación en La Corredera. / barrionuevo

La pasada edición de la Noche Blanca del Flamenco ha conseguido atraer a nuevos públicos y evitar la masificación de espacios en los que tradicionalmente había grandes concentraciones de gente. Ése es el resultado de "la búsqueda de nuevos territorios" por la que apostó la Delegación de Cultura del Ayuntamiento de Córdoba a la hora de organizar esta cita en su décimo aniversario, que transcurrió "sin incidencias destacables", según señaló el teniente de alcalde de Cultura, David Luque.

El responsable de este área valoró ayer "de forma muy positiva" el transcurso de un acontecimiento que volvió a reunir a miles de personas en las calles y plazas de la ciudad para disfrutar de la fiesta del flamenco. Al respecto, Luque reconoció una disminución del público asistente en algunos espacios habitualmente masificados, un hecho en el que tuvieron que ver "las altas temperaturas registradas durante el sábado pasado y la nueva elección de lugares y horarios de los conciertos". Esto hizo que las actuaciones -que comenzaron de forma puntual- tuvieran una buena acogida "pero sin agobios".

Cruz Roja realizó 27 intervenciones que no necesitaron traslado hasta el hospital

Precisamente la nueva distribución de espacios ha sido una de las novedades introducidas este año por la organización que, en opinión de Luque, "ha permitido mejorar la fluidez, accesibilidad y seguridad y, en definitiva, ha contribuido a un mejor disfrute de los espectáculos". En ese sentido, resaltó que "la práctica totalidad de los escenarios tenían por primera vez espacios reservados para personas con discapacidad".

La búsqueda de "nuevos territorios y nuevos públicos" ha derivado en una descentralización de los espectáculos en comparación con años anteriores, señaló el responsable de Cultura, que destacó la "convergencia de estilos en un cartel pensado para todos los gustos" y la confluencia de "jóvenes valores y figuras consagradas de primer nivel, con una importante participación de artistas cordobeses".

En cuanto a las atenciones sanitarias llevadas a cabo por el dispositivo sanitario de Cruz Roja, se realizaron 27 intervenciones -las mismas que en la edición anterior-, de las cuales 17 fueron por alteraciones de consciencia derivadas del calor, cinco por heridas, cuatro por problemas osteoarticulares y una por patología neurológica. Del total de asistidos, 18 fueron cordobeses y nueve foráneos y ninguno necesitó traslado hospitalario.

La Noche Blanca del Flamenco se reafirma así como una cita que, en opinión del teniente de alcalde de Cultura, "ha vuelto a situar a Córdoba en el mapa del flamenco y en el de las ciudades capaces de albergar eventos de masas relacionados con la cultura y el turismo cultural". Así, indicó que "se ha recuperado el interés de los medios nacionales por el evento", algo que se ha reflejado en las acreditaciones solicitadas.

Por otra parte, Luque agradeció a la ciudadanía la masiva participación y resaltó la afluencia de público de fuera pese a las altas temperaturas que se registraron debido a la ola de calor, así como a los patrocinadores y colaboradores. Además, realizó una especial mención a los trabajadores de la Delegación de Cultura por su compromiso en la organización. También hizo una mención a los hosteleros por "su implicación" y se refirió en especial a los de la plaza de la Corredera por "su disposición al diálogo para que la noche finalmente fuera perfecta".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios