322 inmigrantes llegan a Italia y ya son más de mil en las últimas horas

  • Dos baracazas llegan a Lampedusa, la isla italiana más meridional y próxima a África

Sendas barcazas con 247 y 65 inmigrantes indocumentados llegaron este sábado a las costas de Lampedusa, la isla de Italia más meridional y próxima a África, que se suman a los más de mil que desembarcaron en las últimas horas en la considerada por muchos puerta italiana a Europa. 

Además de en Lampedusa, las autoridades italianas han interceptado una barca con una decena de indocumentados a cinco millas al oeste de la localidad de Trapani, en el occidente de Sicilia. 

La precaria embarcación en la que viajaban hacia Lampedusa 247 personas, entre ellas quince mujeres, fue avistada a pocas millas de la costa de la isla mediterránea por la guardia costera italiana, que la ha escoltado hasta tocar tierra, informaron hoy fuentes policiales. 

Sin embargo, los 65 indocumentados que viajaban en la segunda, entre los que hay dos mujeres embarazadas, tuvieron que ser rescatados por la Marina de guerra italiana a 47 millas al sur de Lampedusa. 

Éstos son el séptimo y octavo desembarco consecutivo que se registra en Lampedusa desde las primeras horas del día de Navidad, lo que eleva a más de 1.300 inmigrantes indocumentados que han llegado a la isla mediterránea en las últimas horas. 

El centro de primera acogida de la pequeña isla italiana se encuentra desbordado por las más de 1.500 personas a las que tiene que dar cobijo, una cifra extraordinariamente alta, según la Policía, por haberse registrado en invierno. 

Para evitar el colapso total del centro de acogida, las autoridades de la isla ya han dispuesto un puente aéreo hacia la localidad de Crotone, al sur de la península itálica, en el que se trasladarán a 190 indocumentados, sobre todo mujeres y niños. 

El pasado jueves, los guardacostas italianos divisaron, entre otras, dos viejas embarcaciones con 250 y 350 personas a bordo, que fueron llevadas a Lampedusa en barcos de la guardia costera del país. 

A primeras horas del viernes, una barca con 67 personas, entre las que había 14 mujeres, consiguió alcanzar las costas de la pequeña isla mediterránea, en un goteo incesante de inmigrantes indocumentados que intentan aprovechar las fiestas navideñas para entrar ilegalmente en Europa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios