El incremento de la violencia neonazi pone en guardia a Alemania

  • Los delitos cometidos por los grupos radicales aumentaron un 30% sólo hasta octubre

Alemania cierra 2008 con un alarmante récord de delitos y actos violentos por parte de la ultraderecha, hasta alcanzar la cifra de 11.928 casos computados a finales de octubre, cerca de un 30% más que durante el año anterior y, en términos matemáticos, unos 40 al día. En el concepto de delitos se incluyen desde pintadas con la cruz gamada y actos de propaganda hasta agresiones y atentados. "No vamos a dramatizar, pero tampoco a embellecer las cifras", añadieron fuentes del Gobierno germano.

El balance revela, además de un notable incremento en todas las acciones violentas, un aumento relevante de las acciones de índole antisemita, que hasta octubre ascendieron a 797. A falta de que Interior detalle la estadística global, el propio titular del ministerio, el conservador Wolfgang Schäuble, admitió ya hace unos días que se había registrado un preocupante aumento de la violencia ultraderechista. A su juicio, los cuerpos de seguridad tendrán que extremar la vigilancia sobre las organizaciones aglutinantes de la ultraderecha, sean partidos legales, grupúsculos o las llamadas camaraderías, en su mayoría clandestinas.

"Hay que convocar una cumbre de las fuerzas democráticas contra los radicales, porque con acciones puntuales no basta", alertó el presidente de la comisión de Interior del Parlamento, Sebastian Edathy, del cogubernamental Partido Socialdemócrata (SPD).

Se estima que en Alemania hay unos 10.000 ultraderechistas violentos, cifra que ha ido en aumento en los últimos cinco años, justamente desde que fracasó el intento por ilegalizar el Partido Nacional Democrático (NPD), la principal formación de ese ámbito.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios