Los países emergentes plantan al G8 ante el calentamiento global

  • China y la India, que suman el 23,5% de la emisión de C02 en el planeta, evitan comprometerse con las naciones ricas en reducir las emisiones de gases para 2050

Los países emergentes evitaron ayer comprometerse con la vaga meta del G8 para reducir a la mitad en 2050 las emisiones de dióxido de carbono durante una reunión en la que 16 economías avanzadas sólo apostaron por "recortes profundos".

Tras tres intensos días, la cumbre de los países ricos concluyó en Hokkaido (Japón) con una macroreunión con los líderes de las naciones emergentes China, México, India, Brasil y Suráfrica, además de Indonesia, Australia y Corea del Sur, que en total emiten más del 80% del CO2 mundial.

Durante la llamada Reunión de las Mayores Economías (MEM), foro auspiciado por EEUU que tendrá continuidad en la próxima cumbre de Italia, los 16 países se comprometieron a "recortes profundos" de las emisiones globales, aunque sin concretar fechas o porcentajes, y a cerrar un acuerdo post Kioto a finales de 2009.

Las naciones desarrolladas -EEUU, Reino Unido, Alemania, Francia, Italia, Canadá, Japón y Rusia- señalaron que marcarán metas de reducción a medio plazo, en 2020 o 2030, mientras los países en desarrollo "atajarán el aumento de las emisiones futuras", según el comunicado conjunto emitido ayer.

"La posibilidad de conseguir logros a largo plazo dependerá de tecnologías innovadoras, asequibles y más avanzadas, y de prácticas que transformen la forma en que vivimos y producimos", coinciden esas 16 naciones.

Pero sólo Australia, Corea del Sur e Indonesia mostraron expresamente su apoyo al objetivo marcado por el G8 para recortar a la mitad la emisión de gases en 2050, admitió Kasuo Kodama, portavoz del Ministerio japonés de Exteriores.

El portavoz nipón dijo que en el encuentro "un líder" dejó claro que su país todavía está desarrollándose y mucha gente sigue en la pobreza, en aparente referencia al presidente chino, Hu Jintao, quien en el pasado ha hecho comentarios similares.

Por su parte, el primer ministro indio, Manmohan Singh, resaltó durante la cumbre de Japón que su país "no puede, en este momento, considerar restricciones cuantitativas en nuestras emisiones", en declaraciones a periodistas de su país.

China es, tras Estados Unidos, el segundo emisor mundial de gases que provocan el efecto invernadero, con el 18,5% del total, y la India es la cuarta nación contaminante aunque a bastante distancia, con el 5%.

"Nadie puede pedir a los países en desarrollo que sacrifiquen su crecimiento, la cuestión es encontrar la forma de compatibilizar la reducción de gases contaminantes con el crecimiento", indicó ayer la Presidencia japonesa.

Las naciones ricas y los países en desarrollo llegaron a Hokkaido con unas posiciones claramente divergentes en cuanto a la lucha contra el calentamiento global, pero en esta cumbre se han creado algunos "consensos", según el Gobierno nipón.

"Todos los líderes explicaron muy claramente que el asunto del cambio climático debe ser tomado en serio, que es un problema global que requiere una respuesta global y que son los países desarrollados los que han acumulado las emisiones de gas a lo largo de la historia", explicó el portavoz oficial japonés.

Todos los líderes participantes celebraron como un "éxito" el acuerdo sobre el clima por considerar que se han logrado conciliar posturas extremas, entre el escepticismo de las organizaciones no gubernamentales.

El primer ministro japonés y presidente de turno del G8, Yasuo Fukuda, dijo que se ha logrado "impulsar las negociaciones sobre el clima en el marco de la ONU", en alusión al tratado internacional que debe estar decidido dentro de un año y medio para sustituir al Protocolo de Kioto, que vence en 2012.

Ese fue el principal acuerdo alcanzado en la conferencia de Bali en diciembre de 2007, donde Estados Unidos y los países en desarrollo aceptaron participar en la conferencia de Copenhague de diciembre de 2009 para negociar la era post Kioto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios