La defensa de un preso de Guantánamo difunde un vídeo de su interrogatorio

  • La cinta, de 10 minutos, muestra a un aterrado joven de 16 años, Omar Khadr, mientras es interrogado por varios agentes canadienses · Es la primera vez que imágenes de este tipo ven la luz pública

La primera grabación de vídeo del interrogatorio de un detenido en Guantánamo fue difundida ayer mostrando a un adolescente frágil, el canadiense Omar Khadr, romper en llanto y perder su confianza ante agentes de inteligencia de Canadá.

La cinta fue difundida por los abogados de Khadr, a quien se le ve cuando lo interrogan agentes del Servicio de Inteligencia de Seguridad de su país en febrero de 2003 en la base naval de EEUU en Guantánamo (Cuba).

El vídeo cubre siete horas y media de interrogatorios en un lapso de tres días a Khadr, quien tenía 16 años cuando fue trasladado a la base tras su captura en 2002 en Afganistán.

Inicialmente se difundieron 10 minutos en internet y los abogados de Khadr anunciaron que más tarde se daría a conocer una versión completa del vídeo, siguiendo órdenes de la Justicia.

En las imágenes, al parecer tomadas a través de un conducto de ventilación, a Khadr se le pregunta lo que sabe de Al Qaeda y se le interroga sobre su fe musulmana. A veces llora y se arranca el cabello en un acto de desesperación.

Khadr está acusado de haber participado en un tiroteo contra las tropas estadounidenses en julio de 2002 y de haber matado a un efectivo con una granada de mano. Él mismo recibió varios impactos de bala durante el enfrentamiento y fue encontrado moribundo en los escombros de un complejo de viviendas.

En un momento del vídeo, asegura que no puede mover los brazos, que aún sufre por las heridas que recibió en el tiroteo y que en Guantánamo no recibe tratamiento médico adecuado. Luego se levanta la camisa y muestra las cicatrices de los disparos. "A mi juicio se ve que están curándose bien", dice el interrogador. "Les doy igual", espeta el joven.

En otro fragmento, Khadr se queja de problemas en la vista: "¡He perdido los ojos, he perdido los pies, todo!", dice llorando. El interrogador responde con sequedad: "No. Todavía tienes los ojos. Tus pies siguen en el extremo de tus piernas". El joven se mueve hacia delante y atrás con el tronco y se tapa la cara con las manos: "Ayúdenme", solloza en varias ocasiones.

Según los medios, durante el interrogatorio denunció que fue torturado poco después de su detención en Bagram, Afganistán, y pidió regresar a Canadá y que lo protegiesen de los estadounidenses. "No puedo hacer nada", dice su interlocutor.

La cinta, de diez minutos, no muestra que se golpee o se cometan otros abusos físicos contra el detenido.

La difusión de la grabación tiene lugar después de que documentos del Gobierno mostraran que Khadr fue privado de sueño por sus captores de EEUU para aflojarlo antes de ser interrogado, según la prensa canadiense.

Khadr era trasladado a una celda diferente cada tres horas para hacerlo más accesible a hablar en lo que las autoridades estadounidenses describieron como "programa de viajero frecuente".

La defensa y juristas internacionales insistieron varias veces en que Omar Khadr debería ser tratado como un niño-soldado.

Independientemente de lo que haya hecho Khadr, la publicación de estas imágenes representa otro revés para las prácticas antiterroristas seguidas por Washington, coincidían ayer los medios.

Recientemente, el Gobierno canadiense del primer ministro conservador Stephen Harper se negó a solicitar a Washington el envío de Khadr a Canadá, como han hecho los países occidentales que en algún momento tuvieron ciudadanos en Guantánamo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios