Un atentado en Jerusalén pone a Israel en estado de emergencia

  • Un palestino, que fue abatido a tiros, mata a tres personas al arrollar a varios vehículos con una excavadora y volcar un autobús en el centro de la ciudad santa

Las autoridades israelíes declararon ayer el estado de emergencia en Jerusalén, donde las fuerzas de seguridad y los servicios médicos se mantienen preparados tras el atentado ocurrido ayer en el que murieron cuatro personas.

El ataque fue perpetrado por la mañana por un palestino que arrolló con una excavadora varios coches y volcó un autobús en una céntrica calle de Jerusalén.

"Contamos por ahora cuatro muertos, incluyendo al conductor de la excavadora" declaró Yeroham Mendola, portavoz del Magen David Adom, equivalente israelí de la Cruz Roja. Además, más de una treintena de personas resultaron heridas.

El ataque tuvo lugar en la calle Jaffa donde se llevan a cabo obras de construcción del tranvía de Jerusalén, cuando un joven palestino que trabajaba en las obras comenzó a arrollar con una excavadora lo que encontraba a su paso.

Según confirmó a Efe el portavoz de la policía israelí, Miki Rosenfeld, el atacante era "un hombre palestino de alrededor de treinta años residente en Jerusalén Oriental", lo que le permitía transitar por territorio israelí.

"El terrorista fue abatido por un oficial de la policía y un guardia de seguridad privada", que lograron subirse al bulldozer tras cinco minutos en los que su conductor sembró el pánico y la destrucción a lo largo de un kilómetro.

Las imágenes de televisión muestran el momento en que matan al atacante con cinco tiros a quemarropa y rematan después con varios disparos.

Con la excavadora logró levantar unos seis turismos y volcar un autobús con una treintena de pasajeros dentro, muchos de los cuales resultaron heridos de levedad y entre los que se encontraba la hija del alcalde de Jerusalén.

El atacante, que al parecer pretendía dirigirse hacia el céntrico mercado Majané Yehuda, muy concurrido a esas horas, siguió avanzando en dirección contraria al tráfico, creando pánico entre peatones y conductores.

Tras el ataque se redoblaron las medidas de seguridad en la capital y en otras ciudades como Tel Aviv, donde las fuerzas de seguridad se mantienen alertas en previsión de nuevos ataques.

La facción armada Brigadas de Liberación de la Galilea, grupo desconocido hasta hace poco, asumió la autoría del ataque en un comunicado distribuido a medios árabes, pero al que la policía no da credibilidad.

"Este ataque es la respuesta a las constantes agresiones contra nuestro pueblo palestino, especialmente los asesinatos sionistas que continúan en Cisjordania, y también contra Hamas, que persigue a nuestros miembros y líderes en la franja de Gaza", reza la nota, que identifica al atacante como Alá Hashem Abu Dehem, oriundo de la aldea palestina de Tzur Baher, en Jerusalén Este.

Las autoridades israelíes no han indicado si el atentado tendrá repercusión en el mantenimiento de la tregua alcanzada entre Israel y el grupo islamista Hamas en Gaza, que vive este suceso en su decimotercer día.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios