Napolitano insta a los partidos a no quemar la confianza que logró Monti

  • El presidente italiano afirma sentir "pesar y preocupación" por la anticipación de la legislatura que provocó la dimisión del primer ministro

El presidente de la República Italiana, Giorgio Napolitano, pidió ayer a los partidos políticos que no quemen la confianza en Italia recuperada por el Gobierno tecnócrata de Mario Monti, tras un "brusco" final anticipado de la legislatura que le causó "pesar y preocupación".

Napolitano repasó ayer los últimos acontecimientos políticos durante la ceremonia de intercambio de felicitaciones navideñas a los altos cargos del Estado celebrada en la sede de la Presidencia en Roma, donde además quiso abordar los desafíos institucionales que el país afrontará a partir de ahora.

En un acto retransmitido en directo por televisión, el jefe del Estado italiano dijo que siente "pesar y preocupación" por una "ligera anticipación respecto al plazo natural de la legislatura, motivada por una brusca aceleración", después de que el pasado día 8 Monti anunciara que dimitirá tras aprobarse los presupuestos generales de 2013.

"Esta conclusión no plena, esta interrupción in extremis de la experiencia iniciada hace 13 meses, no puede eclipsar la fecundidad del Gobierno, más allá del pesar y la preocupación que su brusco final ha suscitado", dijo Napolitano, quien agregó que "es necesaria una nueva fase de rigor y un nuevo impulso con carácter laborioso y unidad. Es necesario trabajar con gran ahínco y los próximos cinco años son un periodo oportuno para el cambio y las reformas que requiere Italia".

El presidente de la República, cuyo mandato expira en mayo, confirmó que será él quien encargue la formación de un nuevo Gobierno, en base a la mayoría parlamentaria que salga de las elecciones que convocará de modo anticipado, una vez que Monti formalice su dimisión y disuelva las cámaras. "Con las elecciones que se acercan está claro que se volverá a una natural recuperación por las fuerzas políticas de su papel y, sobre la base del consenso que los electores darán a cada una de ellas, se asentarán las valoraciones del jefe del Estado", dijo.

El presidente reconoció que puede haber "divergencias" entre los partidos en el balance del Gobierno de Monti, pero ese "fuego cruzado polémico no debe quemar la recuperación de la confianza en Italia que se ha manifestado en los últimos tiempos en Europa, la comunidad internacional y los mismos mercados".

Napolitano pidió "continuidad y estabilidad, a pesar de que cambien los equilibrios políticos" en las elecciones, que previsiblemente se celebrarán en febrero, una vez que, como todo apunta, Monti formalice su dimisión tras votarse este viernes los presupuestos en la Cámara de los Diputados.

Mientras los partidos y las instituciones siguen enfrascados en conjeturas y debates sobre los comicios, Monti continúa sin desvelar sus pretensiones, después de que su predecesor, Silvio Berlusconi, le haya ofrecido liderar la candidatura del centroderecha.

En el mensaje de felicitación a los escolares difundido ayer por la radio pública italiana, Monti aseguró que ha puesto a salvo a Italia durante 2012 con sus reformas económicas, un camino que, según él, debe seguir recorriendo el país en los próximos meses. "Serán necesarias cada vez más personas preparadas, serias, capaces de interpretar el cambio y saberlo guiar. Tenemos que apostar por el futuro", indicó el primer ministro, quien ayer se reunió en Roma con el candidato del centroizquierda a sucederle, Pier Luigi Bersani.

También ayer, Berlusconi recibió en su residencia de Arcore, próxima a Milán, al secretario general de su partido, el Pueblo de la Libertad (PDL), y ex ministro de Justicia, Angelino Alfano, y al líder de la Liga Norte y ex titular de Interior, Roberto Maroni. Sobre la mesa del encuentro, una posible nueva alianza entre la Liga Norte y el PDL de cara a los comicios que pasa, según fuentes del partido de Berlusconi, por que Maroni sea candidato a la Presidencia de la región de Lombardía en las elecciones que se celebrarán junto a las generales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios