El Ejército israelí gana la batalla de Hebrón a colonos y ultras

  • Las fuerzas de seguridad expulsan de una vivienda a los ocupantes ilegales

Las fuerzas de seguridad israelíes expulsaron ayer en poco más de un hora de a los colonos y ultra-erechistas judíos que ocupaban una disputada vivienda en la ciudad cisjordana de Hebrón, informó el Ejército israelí.

Ocho personas resultaron heridas, tres de ellas en la cabeza, en el desalojo de la casa, que se había convertido en símbolo del movimiento colono y ultraderechista. El más grave es un policía al que fue lanzado ácido en los ojos.

Medio millar de policías de fronteras y soldados evacuaron a los colonos del edificio de cinco plantas, donde residían unas doce familias.

A ellos se habían unido en las últimas semanas varios ultranacionalistas, hasta sumar más de doscientas personas, aunque en el momento de la evacuación había unas ochenta en el edificio.

Los restantes, principalmente jóvenes ultraderechistas comenzaron a tirar piedras contra las fuerzas de seguridad y los periodistas y a quemar neumáticos en los alrededores, lo que generó una intensa columna de humo.

La actuación de las fuerzas de seguridad llegó después de que el ministro israelí de Defensa, Ehud Barak, se reuniese por la mañana con los dirigentes de los colonos, sin alcanzar un acuerdo para que abandonasen la casa de forma pacífica.

El edificio fue ocupado por colonos judíos en marzo de 2007 sin autorización gubernamental.

La propiedad de la vivienda está en disputa, pero el Tribunal Supremo ordenó el pasado 16 de noviembre su evacuación antes de tres días.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios