Centenares de refugiados se marchan del campo de Quíos tras unos enfrentamientos

  • Los disturbios con los afganos motivan que los sirios se fuesen al puerto Los habitantes de la isla se manifiestan para cerrar el centro

Centenares de refugiados sirios escaparon ayer del centro de detención de la isla griega de Quíos y se dirigieron al puerto local tras los enfrentamientos ocurridos en la madrugada del viernes entre sirios y afganos en los que se produjeron tres heridos.

Alrededor de 500 de los 1.650 refugiados que se encontraban en el centro de registro, transformado de hecho en centro de detención tras la puesta en marcha, el pasado 20 de marzo, del acuerdo entre la UE y Turquía, derribaron la valla sin que la Policía se lo impidiese y se dirigieron andando a la ciudad de Quíos.

"Los sirios nos dijeron que no querían seguir en el mismo lugar que los afganos debido a los enfrentamientos", explicó a Efe una fuente de la Policía local, que precisó que los agentes se limitaron a acompañar a los refugiados a la ciudad. El alcalde de Quíos, Manolis Burnús, dijo que los refugiados se dirigieron al puerto donde esperan en el muelle "la llegada del barco para ir al puerto del Pireo", en las proximidades de Atenas y el mayor de Grecia.

La tensión, que cada día aumenta en los centros de detención de las islas del Egeo oriental y en los campamentos informales del Pireo y de Idomeni, empezó a provocar malestar entre los habitantes de Quíos, hasta ahora solidarios con los refugiados.

Unos dos centenares de habitantes de la isla se manifestaron ayer ante la comisaría y exigieron el cierre del centro o, en su defecto, su transformación en un lugar donde exclusivamente se registre a refugiados. El Ayuntamiento de Quíos, por su parte, anunció que pedirá al Ministerio de Migración que le sea devuelto el terreno donde se encuentra el centro de detención.

Por otro lado, Amnistía Internacional alertó ayer de que Turquía ha obligado a miles de refugiados a regresar a Siria en los últimos meses y acusó a la Unión Europea de "ignorar a propósito" prácticas "ilegales" como ésa por parte de Ankara.

Al menos 23 personas han muerto en lo que va de 2016 cuando trataban de cruzar desde Siria a Turquía por disparos de la guardia fronteriza turca, denunció ayer a Efe el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios