Berlusconi quiere volver a presentarse a las elecciones

  • El secretario de su partido confirma que el ex primer ministro planea concurrir a las generales del año próximo.

El secretario político del partido Pueblo de la Libertad (PDL), Angelino Alfano, confirmó que el ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi le reiteró su deseo de volver a la política "como protagonista", de cara a las elecciones generales de 2013. Alfano hizo estas declaraciones ante la prensa italiana tras una larga reunión celebrada en Roma por la cúpula del partido y un día después de que Berlusconi abriera la puerta a esa posibilidad, tras varias negativas en los últimos meses al respecto, al asegurar que no puede permitir dejar el país "en la grave situación en la que se encuentra".

Al ser preguntado si siguen en pie las primarias previstas para el día 16 para elegir al aspirante del PDL de cara a los próximos comicios generales, Alfano reiteró que con la candidatura de Berlusconi éstas no se celebrarán. El secretario del PDL -considerado "delfín" de Berlusconi- también se refirió a la retirada del apoyo de su partido al Gobierno tecnócrata de Mario Monti, con la abstención de los parlamentarios de la formación en dos votaciones de sendas cuestiones de confianza en el Parlamento planteadas por el Ejecutivo para la aprobación de una Ley para el Crecimiento y otras sobre la reducción de los costes de la política.

A este respecto, anunció que se reunirá con el presidente italiano, Giorgio Napolitano, para explicarle la situación. Subrayó que el PDL no quiere hacer "precipitarse" al Gobierno, como demuestra el hecho de que no votó en contra de las cuestiones de confianza, sino que se abstuvo. Asimismo, aseguró que apoyarán la Ley de Presupuestos, que actualmente se encuentra en tramitación parlamentaria, y recalcó que esta "no corre peligro".

Italia vive una jornada de tensión política después de que el PDL retirara su apoyo al Ejecutivo en el Parlamento, mientras en el país suena cada vez con más fuerza la posibilidad de que se abra una crisis de Gobierno antes del final de la legislatura. Tras la abstención del PDL en la votación de la cuestión de confianza en el Senado sobre la Ley para el Crecimiento, la portavoz en ese cámara del progresista Partido Demócrata, Anna Finocchiaro, indicó que, aunque la norma fue aprobada, la mayoría que hasta ahora había apoyado al Ejecutivo no existió.

Por tanto, invitó a Monti, como se hace en estos casos, a ir a la sede de la presidencia de la República para iniciar consultas con Napolitano sobre los pasos a seguir. Sin embargo, Monti señaló en una rueda de prensa celebrada en Roma que no tiene previsto acudir a la sede de la presidencia y que espera las valoraciones de Napolitano, tras el encuentro con Alfano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios