Barack Obama siembra dudas sobre si ha cambiado o no sus ideas sobre Iraq

  • McCain critica al candidato demócrata por sus contradicciones y éste asegura que sólo ha "refinado" sus opiniones

El aspirante demócrata a la presidencia de Estados Unidos, Barack Obama, sembró el jueves dudas sobre una de sus principales y hasta ahora más firmes promesas electorales: la de retirar las tropas de Iraq en 16 meses si el 4 de noviembre es elegido presidente.

En un mismo día, Obama relativizó su promesa y después se reafirmó en ella. Entre medias hubo tiempo para que la campaña de su rival republicano, John McCain, criticase al candidato demócrata por sus cambios de opinión.

Al llegar a un acto electoral en la localidad de Fargo, en Dakota del Norte, Obama habló de "refinar" su idea sobre la retirada de tropas, según la cadena de televisión CBS. Para ello se basaría en las entrevistas que mantendrá en su próxima visita a Iraq, para la que aún no hay fecha.

"Voy a hacer un análisis completo cuando esté allí. Cuando vaya a Iraq y tenga la oportunidad de hablar con algunos de los comandantes sobre el terreno, seguro que tendré más información y seguiré refinando mis políticas", afirmó.

Obama rechazó haber incurrido en una contradicción. "Fui consistente, a lo largo de todo este proceso, en que creo que la guerra en Iraq fue un error", afirmó.

La campaña de McCain y la mayoría de los medios, sin embargo, sí apreciaron un cambio de opinión. "Ahora que Obama modificó el rumbo y demostrado que sus posiciones anteriores sólo son palabras vacías, nos gustaría felicitarlo por aceptar la posición de principios de John McCain en este asunto crítico para la seguridad nacional", afirmó Brian Rogers, portavoz del aspirante republicano. "Si hubiera visitado Iraq antes o si en realidad hubiera tenido una entrevista con el general David Petraeus (jefe militar estadounidense en Iraq), habría cambiado su postura hace mucho tiempo", sentenció Rogers.

Cuando terminó el acto en Fargo el revuelo en todo el país era tal que Obama se vio obligado a comparecer de nuevo ante los medios e intentar dar marcha atrás. "Esto es lo que puedo decir: sacaré a nuestras tropas a un ritmo de una o dos brigadas al mes. Eso es lo que pretendo hacer", afirmó.

Lo que no cambió fue la promesa formulada en su página web con la misma claridad con la que el propio candidato la difundió hasta ahora en la campaña: "Obama comenzará de inmediato a retirar nuestras tropas de Iraq. Retirará de una a dos brigadas de combate cada mes, y tendrá todas nuestras brigadas de combate fuera de Iraq en 16 meses".

"Obama dejará claro que no construirá bases permanentes en Iraq. Mantendrá algunas tropas en el país para proteger nuestra embajada y diplomáticos. Si Al Qaeda intenta construir una base dentro de Iraq, mantendrá tropas en la zona para llevar a cabo ataques contra Al Qaeda", continúa su programa.

El eventual cambio de rumbo, sin embargo, ya se había comenzado a apreciar en declaraciones anteriores de algunos de sus principales asesores. Su jefe de estrategia, David Axelrod, aseguró en una entrevista con la cadena CNN que "Obama siempre defendió una retirada a plazos, con criterios que el gobierno iraquí debe cumplir, con pausas estratégicas basadas en esos criterios y en el consejo de los comandantes sobre el terreno".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios