BMW 630D GT

Probamos el BMW Serie 6 Gran Turismo: lujo en confort y espacio

  • Sentarse en las plazas traseras de este modelo es un ejercicio muy placentero. Y no sólo por el espacio disponible. También por la ergonomía de los asientos y la calidad de los acabados.

Probamos el BMW Serie 6 Gran Turismo: lujo en confort y espacio Probamos el BMW Serie 6 Gran Turismo: lujo en confort y espacio

Probamos el BMW Serie 6 Gran Turismo: lujo en confort y espacio

BMW acaba de poner a la venta del nuevo Serie 6 Gran Turismo y nosotros ya hemos tenido la oportunidad de probar una unidad durante un pequeño recorrido por los alrededores de Madrid.

No obstante y antes de subirnos al nuevo modelo… preguntamos a BMW la razón del cambio de nombre, ya que antes –en la generación anterior de este modelo- esta berlina recibía el nombre de BMW Serie 5 Gran Turismo.

Y la explicación de BMW es que la marca mantiene su filosofía de nombrar con las cifras impares sus modelos de mayor volumen y carrocerías convencionales –Serie 1, Serie 3, Serie 5, X1, X3 y X5- para dejar las cifras pares a todos aquellos vehículos con una silueta más singular –Serie 2, Serie 4, Serie 6, X2, X4, X6-. Por ello, el Serie 5 Gran Turismo pasa ahora a ser Serie 6 Gran Turismo.

Una vez junto a él lo primero que nos llama la atención es su descomunal tamaño. Conviene recordar en este sentido que estamos ante un coche de 5,09 metros de largo, con 1,90 metros de ancho y 1,53 metros de alto. Por ejemplo, si lo comparamos con un Serie 5 convencional, este modelo es –nada menos- que 16 centímetros más largo, 4 centímetros más ancho y 6 centímetros más alto. Además, la distancia entre ejes o batalla también es mucho mayor.

En el nuevo Serie 6 Gran Turismo esta distancia entre ejes es de 3,07 metros, una cifra muy elevada. Esta enorme batalla, sumada  a las grandes dimensiones del modelo, hace que el espacio interior sea muy elevado. De hecho, los ocupantes de las plazas traseras podrán viajar en uno de los modelos más confortables y amplios que existen en la actualidad.

Al volante del 630d

A la hora de elegir una versión de pruebas, optamos por el 630d. Aunque la gasolina está ganando peso en el mercado, pensamos que para este tipo de coches, todavía los diésel son los más eficientes.

Este propulsor de gasóleo con seis cilindros en línea y 3 litros de cilindrada rinde una potencia de 265 CV y obtiene un elevadísimo par de 620 Nm. A su vez, esta mecánica está asociada a una caja automática de ocho marchas.

Al volante, desde el primer minuto notamos que el confort de marcha muy elevado. El habitáculo está perfectamente aislado y apenas se cuelan ruidos aerodinámicos ni de rodadura. También sobresale la posición de conducción con unos asientos ergonómicos con tapicería de cuero de serie que nos invitan a viajar durante centenares de kilómetros sin síntomas de cansancio alguno.

Sin embargo, más llamativo nos parece que aunque se trata de un coche de más de cinco metros de largo y casi dos toneladas de peso, es –en cierto modo- hasta un coche dinámico. Con él, se puede imprimir un buen ritmo a la marcha. Gracias a los diferentes modos de conducción, al chasis y al conjunto de las suspensiones –conviene recordar que este Serie 6 Gran Turismo es ligeramente más bajo que su antecesor- el coche apenas balancea y se comporta muy bien en zonas reviradas.

Es el momento de comprobar el equipamiento que incorpora de serie. Y una vez más el Serie 6 Gran Turismo nos vuelve a dejar un buen sabor de boca. Entre otras cosas porque incorpora llantas de 18 pulgadas, portón trasero automático, control de distancia de aparcamiento delantero y trasero, climatizador bizona, faros delanteros de leds, cámara trasera, llamada de emergencia y BMW Connected Drive.

Y por último, el precio. Y aquí es donde le viene una de las pocas críticas que puede tener este  modelo. Entre otras cosas porque es un precio elevado. Hablamos de 74.200 euros. Según BMW, esta cifra viene determinada por ser un modelo más exclusivo y porque incorpora un equipamiento más elevado.

En definitiva, este Serie 6 Gran Turismo se puede convertir en una alternativa a los SUV premium de gran tamaño. Una opción que, sobre todo, puede ser razonable para todo aquel que no busque renunciar al placer de conducir que tiene este modelo frente a los todocaminos en los que la carrocería balancea más.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios