LLEGA EN JULIO

Mini lanza una nueva aplicación para compartir coche

  • Inicialmente esta nueva app está pensada para compartir coche entre familiares y amigos y hasta un máximo de 10 personas. Todo se realiza a través del móvil y no se necesita llave alguna.

Mini lanza una nueva aplicación para compartir coche Mini lanza una nueva aplicación para compartir coche

Mini lanza una nueva aplicación para compartir coche

Mini acaba de lanzar a nivel mundial una aplicación para compartir coche. Se trata de una nueva app para el teléfono móvil que estará disponible en el mes de julio y por la cual los propietarios de un Mini, sea cual sea el modelo –siempre y cuando esté fabricado a partir de marzo de 2018-, puedan compartir el coche con un máximo de 10 personas. Por el momento el servicio sólo está disponible en Madrid, pero más adelante Mini lo abrirá a otras ciudades.

Previamente, eso sí, "el propietario del Mini deberá dar de alta en la aplicación su propio coche e invitar a los familiares o amigos a formar parte del plataforma”, señala el director de Producto de Mini, Marcos Vaquero. Será entonces cuando determine el calendario de disponibilidad del vehículo.

Juan Pablo Madrigal, director de Mini España y Marcos Vaquero, jefe de producto, muestran la nueva app. Juan Pablo Madrigal, director de Mini España y Marcos Vaquero, jefe de producto, muestran la nueva app.

Juan Pablo Madrigal, director de Mini España y Marcos Vaquero, jefe de producto, muestran la nueva app.

En total el sistema permite seleccionar a un máximo de 10 personas que son elegidas por el titular del Mini y, en principio, desde Mini sugieren que este círculo se reduzca a familiares,  amigos o vecinos para que exista entre ellos un vínculo de confianza.  Previamente, eso sí, el titular del coche deberá haber adquirido junto con el nuevo Mini este servicio que tiene un precio de 99 euros cada tres años.

A partir de ahí, una vez adquirido el Mini e instalada la aplicación, el titular del Mini puede elegir a las personas con las que compartirá el vehículo. De esta manera, una persona que esté autorizada a compartir el Mini, cuando tenga la necesidad coger el vehículo enviará por medio de su teléfono móvil y de la app una solicitud del vehículo, señalando el día y las horas que necesita el coche.

El siguiente paso, por tanto, es que el titular del vehículo apruebe esa cesión. En caso de que sea aprobada, el usuario ya sólo le queda desplazarse hasta la zona acordada, en el teléfono móvil le aparecerá un mapa donde se encuentra el vehículo. Y una vez que esté cerca el usuario, el sistema –por medio de un módulo instalado en la guantera del pasajero- mediante bluetooth, se conectará al teléfono del usuario y este podrá abrir las puertas y arrancar el coche. Es decir no necesitará llave alguna ni para abrirlo, ni arrancarlo. Bastará con su teléfono móvil.

Además, al utilizar la tecnología bluetooth, el coche puede estar en un garaje particular, comunitario o en un parking público, ya que en ese momento de abrir y cerrar las puertas y arrancar el coche, el módulo no necesita conexión vía SIM, sino a través de Bluetooth.

Asimismo, una vez que el usuario ha finalizado y ya no necesita más el vehículo, basa con aparcarlo en la zona prefijada con el propietario, apagarlo, salir del mismo y cerrarlo. A partir de entonces, la app genera un informe con los datos del trayecto e indica a la persona que lo alquilado la cantidad que le correspondería pagar por el uso.

Esta herramienta sugiere entonces un pago de uso de 30 céntimos de euro por kilómetro recorrido. “No obstante, el pago –que se puede hacer via Paypal-, señala Juan Pablo Madrigal, director de Mini, no es obligatoria. Además, desde Mini, esta herramienta está pensada como utilidad y como ayuda en los costes de mantenimiento del vehículo, al estilo de una economía colaborativa, pero nunca con la finalidad de enriquecerse”. En este precio señalado anteriormente está incluido todo: combustible, desgaste, utilización del vehículo.

Asimismo, desde Mini han cerrado un acuerdo con la aseguradora Mapfre para que los usuarios que contraten este servicio puedan también contratar un seguro que por 730 euros anuales, con 450 euros de franquicia, cubra a todos los conductores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios