Suecia | españa · la previa

A prolongar la euforia

  • Clasificación La selección que se lleve la victoria podría terminar el día con el billete para cuartos después del otro partido del grupo Duelos Españoles y suecos se conocen de la fase previa del Europeo con un triunfo para cada equipo

España superó con nota los nervios del debut. La hora de la verdad no frenó a un equipo embalado, que no pierde desde el 15 de noviembre de 2006 y que mide sus fuerzas, tras golear a Rusia, ante Suecia, una vieja amiga de la fase de clasificación, una de las últimas que dio con la clave para tumbar a laroja. Los cuartos están en el horizonte.

El 7 de octubre de 2006 Suecia pudo con España. En Solna, 2-0, con goles de Johan Elmander y Marcus Allback, para dejar en la lona a Luis Aragonés. La venganza llegó en un inmaculado Santiago Bernabéu. Con otros aires en la selección, superada la crisis de identidad, bajo un nuevo patrón de juego y un estilo definido obtuvo un triunfo para acceder a la Eurocopa como líder. 3-0 (17 noviembre 2007) con tantos de Capdevila, Iniesta y Sergio Ramos. La batalla decisiva la acoge el estadio Tivoli. España y Suecia han arrancado con fuerza. Derrotaron con buena imagen a Rusia y Grecia, respectivamente, y destinados a cruzarse en cuartos de final con el grupo de la muerte, buscan el primer puesto.

España llega a la cita liberada de la tensión del debut, con ganas de seguir aumentando la euforia en la afición, sin que entre en el vestuario, y con el deseo de confirmar las buenas sensaciones del estreno. Tanto le gustó a Luis el equipo que lo va a repetir. No hay espacio para las dudas.

Fernando Torres es clave en esta selección. El enfado de Luis por su gesto tras ser sustituido ante Rusia ya está aclarado. El seleccionador no tiene cerradas viejas heridas del pasado y nada, ni nadie, perjudicará el ambiente de unidad de España. El delantero del Liverpool lo sabe desde su calentón. Sólo fue eso y pasó en un minuto, pero conoce los códigos del vestuario que le enseñó el seleccionador, los que dicen que los trapos sucios se lavan en el vestuario. No en público y menos aún en una rueda de prensa, como hizo Luis.

Polémicas aparte, Torres será el compañero de lucha del jugador más inspirado de España, Villa. Sus tres goles a Rusia le hicieron entrar en la historia. Nadie en los últimos ocho años había conseguido un hat-trick en una Eurocopa, un hecho que sólo habían logrado seis jugadores. Nombres como Michel Platini o Marco van Basten figuran entre los elegidos.

España mantendrá su estilo ante una Suecia de la que preocupa, principalmente, su potencial ofensivo con Ibrahimovic y Larsson como líderes. Luis se mira a sí mismo, enfadado por el error defensivo en el gol de Rusia, busca mejorar aspectos defensivos. Los huecos dejados por Sergio Ramos, la necesidad de que Marchena esté al nivel de Puyol. Claves para equilibrar la balanza.

En esa función la figura de Marcos Senna ha ganado peso. Es un defensa más cuando la zaga se ve en apuros y encuentra con rapidez a Xavi o Iniesta, en los momentos de imaginación. Le ha ganado por la mano a Xabi Alonso y De la Red.

El equipo tipo se ha formado y el gran perjudicado es Cesc. Hizo a Rusia su primer gol como internacional absoluto y dio el pase del tercero de Villa. Luis no le felicitó. Al revés, en privado le dejó ver que podía haber tenido más protagonismo en un partido roto. Su suplencia es inamovible, de momento, pese a la sorpresa que genera en los que le ven como un líder de la Premier.

No llega Suecia a la cita con todos sus efectivos. Lars Lagerbaeck ha perdido en el camino a Wilhelmsson y a Alexandersson en la banda derecha. Stoor y Nilsson son las bazas para completar la defensa. Mientras que en ataque es Sebastian Larsson quien más opciones tiene.

El regreso del ex barcelonista Henrik Larsson, a sus 36 años, devolvió la sonrisa a su estrella, Ibrahimovic. Será el principal quebradero de cabeza para la zaga española, tras marcar a Grecia uno de los tantos más bellos del campeonato. Altura, habilidad, pase y precisión en el disparo le ubican entre una de las estrellas de la Eurocopa. Su rodilla izquierda le impide estar al máximo, pero deja muestras de lo que es en los minutos que está.

Mientras que Luis Aragonés maneja dos sistemas, bien aceptados por sus jugadores, Lagerbaeck medita en las últimas horas modificar sus planes iniciales tras la exhibición española en el debut. Incluso en la concentración sueca han dado, públicamente por bueno, un empate. Realidad o careta, para traspasar la responsabilidad a España.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios