Con una espina que aún duele

  • La selección portuguesa desea comenzar bien el Europeo, después de la decepción que supuso caer en la final de hace cuatro años · Cristiano Ronaldo acapara todas las miradas en el debut ante Turquía

Con los ojos del mundo puestos en lo que puede hacer Cristiano Ronaldo, la selección portuguesa inicia frente a Turquía el sueño que frustró un estacazo griego hace cuatro años: ser campeón de Europa. Una de las favoritas a llevarse la Eurocopa 2008 empieza su andadura por los campos suizos y austriacos en el Stade de Geneve, en Ginebra, apenas una hora después de que Suiza y República Checa, los restantes integrantes del Grupo A, hayan finalizado el encuentro que inaugurará el torneo.

Teniendo en cuenta lo injusto de la individualización en un deporte colectivo como el fútbol, la presencia de Ronaldo en el césped centrará la atención de muchos, no sólo gracias a su desbordante y mediático talento. ¿Estará concentrado en la Eurocopa pese a tantas especulaciones sobre su futuro? Es la pregunta que los jugadores lusos debieron responder una y otra vez desde su llegada a Neuchatel, su lugar de concentración. La respuesta, indefectiblemente, fue siempre la misma: tiene los cinco sentidos puestos en Portugal.

El también se ve fuerte para desplegar todo su arsenal: “En lo personal me siento bien, creo que puedo hacer mucho aquí. Y pienso que el equipo también está bien. Estamos confiados y ansiosos porque todo empiece”, dice.

Los jugadores dirigidos por Scolari llegan con la espina clavada de la cita de hace cuatro años, cuando en su país les faltó la última brazada para alcanzar la orilla de la gloria. “Crecimos bastante, tanto con respecto al 2004 como al Mundial 2006”, reflexiona Ronaldo, esperanzado en un final mejor que el que vivió frente a su público.

Pese a que Deco arrastra molestias en su aductor izquierdo, patrullará el mediocampo portugués junto a Moutinho y Petit dentro del esquema 4-3-3 que planteará el siempre meticuloso y motivador Scolari, con Cristiano, Nuno Gomes y Simao como puntas de lanza.

En su primera aparición en una Eurocopa, las esperanzas turcas de imitar en algo la hazaña del tercer puesto conseguido en el Mundial de Corea y Japón renacieron después de una etapa tormentosa que los dejó sin Alemania. Liderada por Nihat, Turquía necesita un buen comienzo para concretar su objetivo. “Si queremos ir a los cuartos, tenemos que ganarle a Portugal”, señaló Mehmet Aurelio, mediocampista vital para el técnico turco.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios