Familia, distracción y sexo, todo menos fútbol

  • Los internacionales disfrutaron del día libre con la visita de sus novias y esposas en el hotel

Comentarios 1

A las 12:30 se acabó el suave entrenamiento para regenerar los músculos de los internacionales y los jugadores de la selección española comenzaron casi 24 horas en las que serán libres para poder hacer lo que quieran y romper varios días de abstinencia sexual.

"Cada uno es libre de hacer lo que quiera este día sin ningún tipo de problema, aunque siempre sin excederse en ningún ámbito. Sobre todo que estén relajados y sin pensar en la competición", aseguró el médico de la selección española, Jorge Candel, que luego añadió: "Que no hagan ninguna barbaridad".

Los técnicos de la selección han estipulado que después de cada partido los jugadores tengan un día libre. A diferencia de otros equipos, como Rusia o Austria, España no permite que las mujeres y novias de los jugadores estén en la concentración. Pero ayer, para el día libre llegaron desde muy lejos.

"Mi mujer viene desde Brasil con mi hijo. Lo primero que haga será dar un abrazo a mi mujer y luego a mi hijo", dijo con una sonrisa Marcos Senna, que afirma, como la mayoría de jugadores, que lleva bien la falta de sexo.

"Yo lo concilio bien, sé que es una competición corta, una oportunidad en mi vida para dar el máximo y lo estoy aguantando bien. No soy ningún joven al que la testosterona le está saltando. Lo echo de menos porque todos somos carne y necesitamos un poco de sexo", agregó riendo el jugador, que está a punto de cumplir 32 años.

El doctor Candel aseguró que la falta de sexo durante las concentraciones y sus supuestas virtudes tienen "mucho de leyenda". "La realidad es que todo lo que se escribe sobre el sexo tiene una importancia relativa, aunque es cierto que hay que estar concentrado y no hacer ninguna barbaridad", señaló Candel.

¿Habría algún problema si las mujeres estuvieran con sus novios y maridos? "Una cosa regular fisiológicamente no tendría ninguna incidencia. Lo que pasa es que tiene otras connotaciones, como que haya mujeres en la concentración y que estén pensando en otras cosas. Pero si no se está de fiesta, no se está bebiendo ni se hace ninguna barbaridad, no tiene tanta importancia", explica el máximo responsable médico de España en la localidad austriaca de Neustift.

El día libre tiene un valor más psicológico que físico. "Queremos que desconecten del trabajo, que recuperen bien y empiecen a pensar en otras cosas, que cambien el tema del fútbol y vengan despejados para centrarse otros cuatro días", explicó Candel.

A Santi Cazorla, de 23 años y uno de los novatos de la selección, le esperaba su novia y como Senna lleva bien su ausencia. "Tenemos mucha tranquilidad, que es lo que se necesita. Estamos tranquilos y en lo que se tiene que estar. Lo llevo bien", confió el jugador del Villarreal. "Hay momentos para todo, no hay que pensar en eso, ya habrá tiempo. A ver cómo se da la cosa", señaló entre risas pensando en el día libre. "Esperamos el día libre, pero no sólo por eso", aseguró Álvaro Arbeloa. "No hay ningún problema, aguantamos, no pasa nada", zanjó sin más problemas el defensa del Liverpool, de 25 años.

Más abierto que Luis Aragonés, el técnico español, se muestra su homólogo austriaco, Josef Hickersberger. "La relajación nunca puede perjudicar", dijo justificando el permiso otorgado a mujeres y novias para entrar libremente en el hermético cuartel general austriaco en Stegersbach. "Un poco de distracción para los jugadores es tan relajante como estimulante", señaló Guus Hiddink. Quizás haya cambiado de opinión tras la derrota por 4-1 del martes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios