Una víctima de ETA apela al acuerdo político para acabar con la banda

  • Leonor Regaño, viuda de un artificiero de la Policía asesinado por ETA en 1989, pide a los políticos que piensen 2lo que está fallando".

Leonor Regaño, viuda de Manuel Jodar, artificiero de la Policía asesinado por ETA en 1989, ha apelado hoy a los políticos a que "piensen en lo que están fallando" porque "tienen la obligación de ponerse de acuerdo" para "terminar con la banda de asesinos que dice hablar en nombre del pueblo vasco".

Regaño ha realizado estas declaraciones durante la inauguración hoy en la Casa de Juntas de Gernika de la exposición "Biktimak-Víctimas" que a partir de hoy y hasta el próximo 31 de agosto estará en esta sede después de pasar más de dos meses en el Parlamento Vasco.

A la inauguración ha asistido un nutrido grupo de representantes políticos e institucionales, entre los que estaban las presidentas tanto del Parlamento Vasco como de las Juntas Generales, Izaskun Bilbao y Ana Madariaga; respectivamente, el Diputado General del Vizcaya, José Luis Bilbao; o la directora la Dirección de Atención a las Víctimas del Terrorismo del Gobierno Vasco, Maixabel Lasa; y el alcalde de Gernika, José María Gorroño.

Regaño ha afirmado que los terroristas "no tienen nada que hacer" ante la unidad de los demócratas.

"Si no, recuerden el asesinato de Miguel Ángel Blanco. Fue una pena que desaprovechasen esa ocasión cuando todos estuvimos unidos, pueblo y Gobierno, en general, y hagan examen de conciencia, piensen todos ustedes en lo que están fallando, olvídense de fotografías de turno, de parabienes, de las palabras adecuadas que resultan vacías y frías y centren todas sus fuerzas en terminar" con ETA, ha asegurado.

Regaño, que ha hablado en nombre de las asociaciones de víctimas que han colaborado con esta exposición, ha reconocido que este acto ha tardado muchos años en llegar y ha destacado la "delicadeza" con la que está tratada la exposición, que según ha dicho huye del "morbo".

José Luis Bilbao ha reconocido también durante su intervención que la exposición es tardía pero "merecida" y "necesaria", al tiempo que ha asegurado que es una constatación de que "vivimos en un país enfermo" donde la violencia etarra "contamina todo", desde las relaciones políticas o sociales a las fiestas de un pueblo o "un partido del Athletic".

"No existe ni patria, ni religión ni proyecto político que justifique matar a alguien", ha indicado Bilbao, quien ha mostrado su deseo de que la "enfermedad de este pueblo se acabe con la reconciliación", para que, según ha añadido, podamos se capaces de "hablar", discutir juntos", algo que está "pendiente en este país".

En el acto, que se ha celebrado frente al Árbol de Gernika, ha tomado así mismo la palabra la presidenta del Parlamento Vasco, Izaskun Bilbao, quien ha insistido en que la lección que ETA no termina de aprender es que "ninguna causa prospera con el abono de la sangre" .

Los vascos "sabemos que en la imposición no hay futuro, ni proyectos políticos, ni posibilidad de convivencia", ha añadido Bilbao, quien ha alabado que la exposición se muestre en Gernika, como pueblo símbolo de la paz.

La exposición, de carácter itinerante, recoge casi un centenar de fotos, testimonios y películas y ha sido impulsada por el Parlamento vasco, en colaboración con víctimas del terrorismo y medios de comunicación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios