La UDEF de la Policía se declara ajena al informe fantasma de Mas

  • El 'Govern' exige disculpas al Estado para restablecer la confianza mutua

La Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) informó ayer al juez Josep Maria Pijuan que el supuesto informe policial que acusaba al presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, de cobrar comisiones de empresarios "no puede ser validado" porque no ha sido elaborado por su equipo.

Según informó en un comunicado el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), el juez que instruye el caso por el saqueo del Palau de la Música ha recibido un oficio del comisario jefe de la UDEF, Manuel Vázquez, en el que se desvincula del borrador del informe policial publicado por El Mundo.

Vázquez ha dado respuesta así a la petición del juez instructor, que la semana pasado le pidió que certificara la validez del supuesto informe policial, que le remitió el Sindicato Unificado de Policía (SUP).

Dicho informe, que vincula a cargos de CDC con el presunto cobro de comisiones ilícitas, fue enviado al juez por el Sindicato Unificado de Policía el mismo día en que éste lo hizo público en una rueda de prensa, en la que denunciaron que el documento no se incorporó a la causa porque "alguien decidió" que se quedara "durmiendo en un cajón".

El portavoz del Govern, Francesc Homs, exigió ayer al Estado unas disculpas públicas o que se asuman responsabilidades.

En declaraciones a Europa Press, Homs evitó concretar si estas responsabilidades deben traducirse en dimisiones, pero calificó este episodio como "el más grave de la historia de la democracia española".

Tras lamentar que el Ministerio del Interior y la Policía hayan necesitado tantos días para llegar a la conclusión de que es un informe "fantasma" como pronosticaron desde CiU, y que lo haya constatado una vez pasadas las elecciones catalanas.

"Es evidente que se ha roto la confianza con lo que representa el Gobierno, y con Interior en particular. Esto afectó la campaña electoral y el Gobierno, con este borrador fantasma, jugó políticamente con esto de forma interesada y partidista", censuró. Por ello, el portavoz del Ejecutivo de Artur Mas concluyó que si el Estado no se disculpa públicamente o asume responsabilidades será muy difícil restablecer la confianza mutua, y argumentó que incorporarán las declaraciones de la Udef a los procesos y diligencias judiciales abiertos, "lo que será determinante".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios