El PSOE llevará el debate del voto inmigrante al Congreso en septiembre

  • Blanco recuerda que los socialistas dependen de terceros para introducir cambios en las elecciones municipales

Comentarios 1

El lunes, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, hizo público su compromiso de plasmar legislativamente las resoluciones adoptadas en el Congreso del PSOE del pasado fin de semana, comenzando por la relativa al voto inmigrante. Dicho y hecho. El portavoz socialista en el Congreso, José Antonio Alonso, anunció ayer que en septiembre el PSOE llevará a la Cámara una iniciativa para promover que los inmigrantes "que residan legalmente y de forma estable en España" puedan participar en las elecciones municipales de 2011. El vicesecretario general del PSOE, José Blanco, advirtió que propuestas como ésta sólo se podrán "sacar adelante" con el apoyo de otras fuerzas políticas, dado que el PSOE no posee la "fuerza suficiente" en el Congreso.

Tras una primera reunión del equipo de trabajo creado entre la dirección del PSOE y el Grupo Socialista en el Congreso, Alonso anunció que la iniciativa se tramitará probablemente como proposición no de ley. La propuesta incluirá una modificación de la Ley Orgánica de Régimen Electoral (LOREG) y de la Ley de Extranjería, trámite necesario para facilitar el derecho al sufragio de los extranjeros. Alonso explicó que el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, desarrollará "una red de convenios de reciprocidad para que sean ratificados cuanto antes" por los países firmantes.

"Tenemos que crear un mapa de convenios con todos los países que tienen extranjeros legales en España para facilitar el voto a la mayor cantidad posible de inmigrantes", señaló Alonso, quien confió en que este proyecto cuente con el respaldo de todos los grupos parlamentarios, porque a su juicio "es un paso adelante para la integración" de los inmigrantes, personas que, apuntó, "trabajan y viven en España, pagan sus impuestos y contribuyen al bienestar de todos".

En cuanto a la propuesta del PP de que los españoles residentes en el extranjero pueden votar en las urnas y no por correo, Alonso aseguró que su "clarísima voluntad, como recoge el programa electoral del PSOE, es facilitar al máximo y con todas las garantías el ejercicio del voto a los ciudadanos que vivan en el exterior". El portavoz socialista se mostró "en absoluto desacuerdo con Rajoy" cuando afirma que los españoles no está preocupados por el voto de los extranjeros, porque "el ejercicio de derechos constitucionales afecta a la columna vertebral de la democracia".

Que las cosas puedan mejorar no significa que el persistan los problemas habituales. La consejera de Bienestar Social de Canarias, Inés Rojas, informó de que su Gobierno trasladará en los próximos días, a 200 niños inmigrantes a la península de los más de 1.200 que en estos momentos se encuentran en centros de acogida y que han llegado a las islas en pateras y cayucos.

Al término de la Conferencia Sectorial de Inmigración, constituida ayer, Rojas subrayó que es "absolutamente urgente y necesario trasladar niños a otras comunidades autónomas" y se congratuló así por la posición del ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, quien pidió al resto de autonomías solidaridad con los menores.

Las comunidades gobernadas por el PP, cuyo portavoz fue ayer el consejero de Interior de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, deducen "que habrá un giro de 180 grados en la política de inmigración" del Gobierno. Fernández Mañueco precisó que, en tal caso, "será fácil para el PSOE" apoyar las proposiciones no de ley que el PP llevó al Congreso sobre control de fronteras, regularizaciones masivas y levantamiento de la moratoria a los trabajadores rumanos y búlgaros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios