Otegi volverá a sentarse en el banquillo por el mitin de Anoeta

  • La Justicia francesa condena a Esparza Luri, ex jefe de la logística de ETA, a 19 años

El juez de la Audiencia Nacional, Eloy Velasco, acabó ayer la investigación sobre el mitin del velódromo de Anoeta (San Sebastián), celebrado tras la ilegalización de Batasuna en noviembre de 2004, y sentará en el banquillo de los acusados al ex portavoz de la formación abertzale, Arnaldo Otegi, y a otros tres dirigentes de dicha organización -Joseba Permach, Joseba Álvarez e Iñigo Balda-, por los delitos de enaltecimiento del terrorismo y reunión ilícita.

El juez dictó un auto en el que da un plazo de diez días a las partes para que presenten sus escritos de acusación o sobreseimiento de la causa y soliciten la apertura del juicio oral. El magistrado considera que hay datos suficientes para llevarles a juicio por convocar, preparar y participar en ese acto.

Durante el acto, se proyectaron imágenes sobre las últimas décadas de la historia del País Vasco, en las que aparecían entre otras las de Franco, el Rey, Felipe González, o miembros del PNV, que fueron recibidas con pitos para transformarse en aplausos al contemplar el asesinato de Carrero Blanco y gritos en favor de ETA. Otegi clausuró el mitin.

También en clave judicial, la Justicia francesa condenó ayer al antiguo jefe del aparato logístico de ETA, Félix Ignacio Esparza Luri, a 19 años en la causa contra la infraestructura de ETA en el país galo que arrancó el pasado día 9. En España, fueron condenados a 17 años cada uno los etarras Javier Arizcuren Ruiz, alias Kantauri, y Dolores López Resina, alias Lola, por el secuestro del industrial asco José María Aldaya entre mayo de 1995 y abril de 1996.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios