La Guardia Civil critica la "excesiva" protección a De Juana tras su liberación

  • La Unión de Guardias Civiles denuncia un "servicio extraordinario" que mermó la atención al resto de la ciudadanía. El delegado del Gobierno en el País Vasco advierte que si el etarra "ofende a las víctimas" cometería un nuevo delito.

Comentarios 28

La Unión de Guardias Civiles (UGC) ha denunciado la "excesiva" protección que agentes de este cuerpo tuvieron que dar en algunas carreteras por las que transitó el etarra José Ignacio de Juana Chaos a su salida de la prisión de Aranjuez (Madrid).

La UGC, en un comunicado, asegura que "muchas de las patrullas" de las zonas próximas a Aranjuez tuvieron que hacer ese "servicio extraordinario", por lo que se vio "mermada" la atención al resto de la ciudadanía, en especial, en la comarca de la Sagra (Toledo).

Según este colectivo, la protección "tácita" que se dio al vehículo de De Juana suscitó "recelos" entre los guardias civiles, después de que los miembros de la Benemérita hayan sido "las principales víctimas" del terrorista al frente del comando Madrid.

La UGC lamenta además que se haya prestado este servicio a un individuo que "despierta alarma social" entre la ciudadanía y que "en ningún momento ha mostrado arrepentimiento alguno" sobre los hechos que le llevaron a prisión.

La protección a De Juana fue un "privilegio" al que el resto de los españoles no tiene derecho, añade la asociación en su nota.

Un nuevo delito

Por su parte, el delegado de Gobierno de Euskadi, Mikel Cabieces, aseguró que el ex preso de ETA Ignacio de Juana Chaos podría ser acusado de "un delito nuevo" si "ofende a las víctimas", ya sea en sus declaraciones o con su actitud, ahora que reside en San Sebastián (Guipúzcoa), muy cerca de algunas de sus víctimas. Sin embargo, para Cabieces, el hecho de que el terrorista haya cumplido su condena significa que el sistema funciona, aunque reconoce que "no es perfecto".

Cabieces se refirió al tema que centra la actualidad de los últimos días: la excarcelación de De Juana. Para el delegado de Gobierno en el País Vasco, la Ley se ha cumplido y por ello asegura que nada se podía hacer para evitar la salida de De Juana de la cárcel, a pesar de que se trataba de un hecho que no gusta a nadie. Sin embargo, a su juicio, el terrorista aún podría ser, ahora, acusado de un nuevo delito, en el caso de que llegue a ofender a las víctimas de la banda.

Así, durante su intervención señaló que "existen muchas dificultades técnicas", las que se viven "en un Estado de Derecho", pero, destacó, "ahora, vejar a las víctimas cuando alguien sale de la cárcel es un delito nuevo, explicó. De este modo, Cabieces cree que el hecho en sí de salir en libertad puede suponer una ofensa para los familiares de los fallecidos a manos de ETA, además del posible daño que puede suponer para ellos su actitud en su nueva vida en la capital guipuzcoana. Pero, a pesar de todo esto, el dirigente vasco insistió en que "el sistema ha funcionado aunque no sea perfecto" porque el ex preso "ha cumplido la condena".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios